20 datos al azar sobre Albus Severus Potter

(Imagen original de Hillary-CW)

Bueno, estoy casi seguro de que esta es la última entrega de los “20 datos al azar” (al menos de mi parte; capaz que alguien “se cope” y haga los suyos sobre algún otro personaje o sobre los mismos pero desde otra perspectiva). Espero que les hayan gustado. Prácticamente todos los datos que enumero aquí ya los mencioné en el fanfic principal, pero hay algunas cositas nuevas (en especial el punto 2). El último punto es más que nada una advertencia para el futuro del fanfic. Y al final del punto 4 hay una referencia a la señora Rowling.

Me gustó mucho este experimento de los 20 datos y les agradezco todos los comentarios.

  1. La primera impresión que da Albus Potter, para todos los que conocen a Harry, es que el chico es una réplica de su padre, tan parecido es a él. Pero al cabo de unos segundos, el observador es capaz de notar las diferencias. En primer lugar, Albus no usa anteojos. En segundo lugar, es más alto de lo que su padre era a su edad, dado que ha recibido una mejor alimentación de parte de su madre y abuela que la recibida por Harry de parte de los Dursley. En tercer lugar, su cabello es más lacio y no está tan patológicamente desordenado como el de Harry. En cuarto y último lugar, carece de la cicatriz en forma de rayo que su progenitor tiene en la frente.

  2. El primer estallido de magia involuntario de Albus se da a los seis meses de vida, cuando logra que un sonajero que quiere alcanzar y que está fuera de su cuna levite hasta donde él se encuentra. El juguete, no obstante, lo golpea en la frente y hace que rompa a llorar, atrayendo a sus padres a la habitación. Ellos deducen lo que ha pasado y se alegran de que su hijo sea tan precoz.

  3. Albus, como su abuelo Arthur, siente un gran interés por los muggles. A diferencia de su abuelo, a quién fascina la tecnología de los muggles, Albus pone su atención más bien en la cultura muggle. Él considera a la literatura y la música mágica muy inferiores en calidad a las de los muggles, y lamenta profundamente que ningún mago o bruja se interese en el cine. Su habitación en el número doce de Grimmauld Place, antes perteneciente a Regulus Black, está atiborrada de libros, CD, revistas y películas muggles.

  4. Lo que más le gusta a Albus de la producción cultural muggle son las obras teatrales. Adora sobre todo el Julio César de Shakespeare y la Orestía de Esquilo.

  5. La persona con quien mejor Albus se lleva en su familia es su prima Rose, principalmente por la inclinación de ambos hacia la lectura. También empieza a admirar a su primo Louis, el hijo de Bill y Fleur, cuando éste decide ir a Beauxbatons en vez de Hogwarts, rompiendo así la tradición familiar de los Weasley (todos en Hogwarts, todos en Gryffindor) por primera vez en siglos.

  6. La varita de Albus está hecha de madera de nogal y mide 27 centímetros. Su nucleo es nervio del corazón de la dragona Norberta. Casualmente, la varita de Bellatrix Lestrange también era de nogal y nervio de dragón.

  7. El Sombrero Seleccionador manda a Albus a Slytherin sin la menor vacilación, dejando a todos sorprendidos. Albus comienza a trabar amistad esa noche, durante el banquete inaugural, con Scorpius Malfoy. Se ponen de acuerdo tácitamente en ignorar la rivalidad entre sus padres y lo consiguen con bastante exito en los años siguientes.

  8. Aquella misma noche, en su dormitorio, Albus descubre que puede hablar pársel. Durante años, Albus no comprende cómo es posible tener esa habilidad si él no es descendiente de Salazar Slytherin. Llega a la teoría de que su padre, al tener durante tantos años la capacidad de hablar la lengua de las serpientes, la conservó en estado latente tras la destrucción del fragmento del alma de Voldemort que llevaba dentro, y que luego se la trasmitió a él y quizá a sus hermanos.

  9. A pesar -o quizá a causa- de las reacciones adversas tanto de parte de algunos miembros de su familia (principalmente su hermano James y su tío Ron) como de algunos Slytherin, Albus empieza a sentirse orgulloso de ser parte de esa Casa.

  10. En Slytherin Albus conoce a su Nemesis, Valerie Rosier. Nieta del Mortífago Evan Rosier, Valerie detesta la presencia de Albus, hijo de un mestizo y de una “traidora a la sangre” en aquella Casa.

  11. Al comenzar su segundo año, se da el caso de Ash Bennett, un estudiante hijo de muggles que es sorpresivamente enviado a Slytherin por el Sombrero Seleccionador. Cuando otros dos Slytherins de primero lo acorralan en un salón de clases abandonado y lo amenazan para que le pida a la directora que lo cambie de Casa, Albus interviene y los paraliza con un Petrificus Totalus, tras lo cual se los “olvida” en el salón. No son hallados hasta la noche, y se rehusan a delatarlo, por miedo. Ash se incorpora al grupito de amigos de Albus, por una mezcla de gratitud y deseo de buscar su protección.

  12. Los alumnos de sexto de Slytherin, auténticos instigadores del incidente contra Ash, deducen el rol de Albus y envían al prefecto Brutus Nott para llamarlo al orden, pero Albus logra convencer a Brutus de que es más beneficioso para la Casa aceptar a Ash como miembro, así como manifestar -aunque sea fingiendo- simpatía hacia los hijos de muggles en general. Brutus a partir de entonces se esfuerza por persuadir a los chicos de su año de adoptar el punto de vista de Albus.

  13. En la segunda clase con la profesora de Defensa Contra las Artes Oscuras Corisande de Bricassart -suplente de Ernie MacMillan por un año-, Albus se enfrenta por primera vez a un boggart. Lo que éste le muestra para asustarlo es espeluznante: Scorpius Malfoy asesinándolo a puñaladas. Cuando Albus intenta destruirlo con el Riddikulus, el boggart pasa a mostrarle a otros familiares y amigos apuñalándolo, hasta que la profesora De Bricassart decide interponerse entre su alumno y la criatura y poner fin así a la clase.

  14. Más tarde, la profesora le explica que lo que reflejó el boggart no era el temor de Albus a la muerte, sino a algo más abstracto: la traición.

  15. Durante ese mismo año, Valerie acaba por desafiar formalmente a Albus a un duelo mágico. El motivo es un encontronazo entre Valerie y Hugo Weasley, y la intromisión de Albus en favor de su primo, pero el chico luego considera que hubiese tenido que enfrentarse a ella tarde o temprano, sin importar el motivo.

  16. Albus y Scorpius, a quien designa como su padrino en el duelo, buscan un lugar para entrenar. A Scorpius se le ocurre usar el baño de niñas del segundo piso, cerrado y abandonado muchos años atrás.

  17. Practicando el Serpensortia en ese baño, Albus convoca a una serpiente. Gracias al pársel, puede comunicarse con ella, por lo que el reptil se pone a su servicio. Albus lo bautiza jocosamente Godric y le envía al Bosque Prohibido, diciéndole que cuando necesite algún favor lo buscará allí.

  18. Antes de irse, Godric le dice a Albus que puede sentir el olor antiguo de un basilisco. El muchacho deduce que el baño es la entrada a la Cámara Secreta. Tras hacer que ésta sea puesta en condiciones por los elfos del castillo, a quienes hace jurar que no le contarán a nadie sobre la Cámara, Albus y Scorpius deciden usarla para entrenar para el inminente duelo.

  19. Los chicos también hallan allí un Pensadero con un mensaje de Salazar Slytherin dirigido a su Heredero, instándolo a usar el basilisco para matar a todos los hijos de muggles. Albus y Scorpius desdeñan ese recuerdo, pero a partir de entonces emplean con frecuencia el Pensadero.

  20. La guerra cambiará profundamente a Albus. Llegará a la conclusión de que la única manera de vencer a un enemigo maligno es siendo tanto o más maligno. Pero jamás perderá la capacidad de amar, a pesar de que los hechos parezcan señalar lo contrario.

Comentarios

comentarios

Autor Cepion

Argentino, nacido en 1986.

Ver artículos

Leave a Reply