Serie de Harry Potter 137/199: “Flegggrrr”

Descarga FrostWire Plus para Android - Busca, Descarga y Toca archivos en un solo lugar. BitTorrent y YouTube Downloader para llevar.
publicidad

Y llegamos al capitulo número 137 de nuestra publicación diaria y cronológica en la cual durante 198 días estaremos compartiendo nuestras sorpresas, anécdotas y opiniones acerca de cada uno de los capítulos de la saga de Harry Potter para luego finalizar con el Epilogo. El día de hoy es el turno para el capitulo número 137 de la Serie de Harry Potter.

Harry Potter y el Príncipe Mestizo

Capítulo 5: Flegggrrr

Harry y Dumbledore llegan a la Madriguera, lo que hace que el muchacho se alegre mucho, por estar de nuevo en aquel lugar. La señora Weasley se asusta con la llegada de los visitantes, pues no los esperaba por lo menos hasta la mañana siguiente. Dumbledore le explica que llegaron antes pues convencer a Slughorn fue más fácil de lo que él mismo pensaba. En la Madriguera, también en modalidad de visitante, se encontraba Tonks, que cuando llegan Harry y Albus se retira. Dumbledore intenta detenerla, diciendo que no se fuera, que por él podía quedarse, ya que de todas formas debía marcharse a hablar con Rufus Scrimgeour; no obstante, dejando de lado todos los ofrecimientos, Tonks se va, y Dumbledore hace lo mismo pocos minutos después.

La señora Weasley le cuenta a Harry que Hermione ya está también en el lugar aunque, como los demás ocupantes de la casa, estaba durmiendo, pues no sabían que él llegaría. Además, sin poder resistir la emoción, le comenta que su esposo fue ascendido al cargo de jefe de la Oficina para la Detención y Confiscación de Hechizos Defensivos y Objetos Protectores Falsos, uno de los tantos puestos creados por Scrimgeour debido a las circunstancias actuales. En eso, Harry le echa una mirada al reloj especial de la familia Weasley, que tiene la particularidad de que cada aguja representa a un integrante de la citada familia, y señala la situación o posición actual de ese miembro. Para horror de Harry, todas las agujas señalaban la palabra “Peligro de muerte”. La señora Weasley intenta tranquilizarlo -aunque con voz preocupada- diciendo que hacía ya tiempo que el reloj se encontraba en ese estado tan preocupante. Apenas instantes después, la aguja que correspondía al señor Weasley cambió de posición, señalando ahora la palabra “Viajando”. Cuando la puerta sonó, Molly se acercó, queriendo saber si se trataba del señor Weasley. La voz al otro lado de la puerta confirmó la duda, aunque dijo que también diría lo mismo si se tratara de un mortífago camuflado, tras lo cual ordenó a su esposa a hacer “la pregunta”. Al parecer, los señores Weasley habían ideado una antigua pero efectiva estrategia de identificación, que se basaba en responder preguntas cuyas respuestas sólo fueran conocidas por los miembros de la familia. Molly se sonroja notablemente cuando Arthur le pregunta cómo le gusta que la llame cuando están a solas -la respuesta es “Caramelito mío”… ¡está como para no sonrojarse si hay visitas en casa!-.

Después de unos minutos, Harry lanzó un bostezo, que intentó contener con la palma de su mano. Molly, sin embargo, se da cuenta del detalle, así que envía al muchacho a dormir. Le habían preparado a Harry la habitación de Fred y George, para que pudiera dormir allí. Sus cosas ya estaban en la habitación, incluso Hedwig, su blanca lechuza.

Harry concilió el sueño pero, en lo que le parecieron segundos, fue despertado por una animada voz. Ron y Hermione, exaltados por la presencia de su amigo, habían volado -¡ojo, figurativamente!. Obviamente no van a estar usando escobas dentro de la Madriguera- hacia la habitación donde se encontraba. Como era de esperar, le preguntan para qué Dumbledore había solicitado su compañía. Harry les cuenta la historia, que no parece satisfacer a Ron, quien, aparentemente, esperaba algo un poco más emocionante. Hermione pregunta si le parece que Slughorn llegará a ser un buen profesor, a lo que su amigo de la famosa cicatriz contesta que no podría ser peor que Umbridge.

En medio de la charla, Ginny irrumpe en la habitación, aparentemente enojada y quejándose de alguien a quien llama “ella”. Hermione la acompaña en las críticas, y ninguna se digna a despejar la duda de Harry, que no sabía de quién estaban hablando. Ron parece querer defender a esa persona, pero enseguida es atacado verbalmente por Ginny.

De todas formas, no hizo falta mucho pensamiento a Harry para saber de quién hablaban, pues segundos después Fleur entró en la habitación, emocionada, para saludarlo. Tras ella ingresó la señora Weasley, aparentemente nerviosa por algo. Tras cruzar unas palabras Fleur se va, y Molly no puede reprimir un sonido despectivo, que provoca el resurgimiento de las críticas por parte de Hermione y Ginny. Al parecer, los miembros femeninos de la familia Wesley hubiesen preferido que Bill se comprometiese con Tonks -quien por cierto no parecía estar pasando por un muy buen momento- en vez de Flegggrrrr.

Ginny y la señora Weasley se retiran -la primera obligada a hacerlo por la segunda-, y el trío se queda conversando en la habitación. Pronto abordan el tema del negocio de Fred y George, y lo bien que les estaba yendo. También tocan el tema de la no-relación entre Percy y sus padres, pero eso no era ninguna novedad.

Cuando Dumbledore es nombrado en la conversación, Harry recuerda comentarle a sus amigos que recibirá clases particulares de su parte. Esto los intriga y hace que se pongan muy ansiosos por saber sobre qué irían a tratar esas clases especiales. Harry, les cuenta, cree que serán para hablar sobre la Profecía, que tantos problemas había causado el año anterior.

Mientras tanto, Hermione tomó un pequeño y extraño telescopio, que al parecer se trataba de un chasco de Fred y George que no había pasado los controles de calidad. Fue mala idea apretarlo, pues un puño salió del telescopio y le dio directamente en el ojo, provocándole un para nada disimulado moretón. A todo esto, Harry recuerda que Dumbledore le había dicho que las notas de sus MHB llegarían ese mismo día, lo que pone al trío muy nervioso.

El trío pronto bajó a la cocina, donde Hermione, ayudada por encantamientos, intentó quitarse el moretón -que, según el libro, la hacía parecer un oso panda-, aunque no tuvo éxito.

Pronto llegaron las lechuzas con los resultados de las MHB. A Harry, dentro de todo, no le fue mal, pues solo desaprobó Adivinación e Historia de la Magia -Hermione, por su parte, obtuvo nueve “Extraordinarios” y un “Supera las expectativas”-. La frutilla del postre de Harry fue que había obtenido un “Extraordinario” en Defensa Contra las Artes Oscuras.

Sin embargo se desilusionó considerablemente al ver que, a pesar de haber obtenido un bonito “Supera las expectativas” en pociones, esta nota no le permitiría, supuestamente, convertirse en Auror. Aunque el futuro, como sabemos, diría otra cosa.

Comentarios

comentarios

Descarga FrostWire Plus para Android - Busca, Descarga y Toca archivos en un solo lugar. BitTorrent y YouTube Downloader para llevar.
publicidad

You may also like...