Serie de Harry Potter 146/199: ‘Felix Felicis’

Descarga FrostWire Plus para Android - Busca, Descarga y Toca archivos en un solo lugar. BitTorrent y YouTube Downloader para llevar.
publicidad

Capitulo 14Hemos llegado al capitulo 146 de la publicación diaria y cronológica en la cual compartimos nuestras experiencias acerca de cada capítulo de la saga. Hoy llega el turno para el capitulo 146 de la serie de Harry Potter.

Harry Potter y el Misterio del Príncipe
Capitulo 14: Felix Felicis

Empezamos con un capítulo que a mí me gusta mucho, por el ambiente más feliz que hay en comparación al capítulo pasado.

Harry le cuenta a Ron y Hermione sobre el recuerdo que vio con Dumbledore mientras estaban en clase de herbología, la clase mas útil al momento de pasar chisme. Ron no entiende por qué Dumbledore quiere que Harry conozca el pasado de Voldemort, algo que Harry también se pregunta. Hermione,, en cambio, lo encuentra fascinante y piensa que es la única manera de descubrir las debilidades de Voldemort.

En un giro radical de conversación, Harry pregunta a Hermione sobre la reunión con Slughorn, a lo que Hermione responde que de hecho fue bastante entretenida, y que Slughorn no paraba hablar de su ex alumnos famosos y que adulaba mucho a McLaggen por tener tantas influencias. Hermione incluso conoció a Gwenog Jones, a quien encontró un poco creída.

La profesora Sprout los reprende por no estar haciendo el trabajo, hasta les dice que hasta Neville ya  conseguido la vaina. Ron le dice a Harry que hubieran usado el muffliato, Hermione, que se enoja solo de oír algo acerca del Príncipe, los pone a trabajar, así que el trió pone manos al snargaluff. Tienen una batalla con el snargaluff donde uno de sus tallos se enreda en el cabello de Hermione pero Ron lo corta con unas tijeras. Después, la planta en cuestión trata de comerse el brazo de Hermione, cuando esta mete la mano para sacar la vaina, Harry y Ron jalan los tallos para que vuelva a abrirse, es entonces cuando Hermione saca una vaina igual que Neville. Aunque ese “igual” no tiene nada de cierto, Neville sacó solo la vaina, mientras que ellos lo hicieron en equipo, ¡Neville manda en Herbología!. Paso siguiente : estrujar la vaina.

Hermione retoma la conversación de las fiestas, señalando que Harry no podrá librarse de la fiesta de Navidad, ya que Slughorn le pidió a Hermione que averiguara las noches libres de Harry. Ron, celoso, pregunta si también esta fiesta será para los consentidos de Slughorn. Hermione ,sin pensar, confirmó que sí, que solamente sería para sus preferidos, el Club de las Eminencias. Inmediatamente trata de remediar su error, mientras Harry iba por la vaina que había salido volando.

Ron, muy enojado, se burla del nombre del club y luego sugiere que Hermione asista con McLaggen, algo que estoy segura no quisiera presenciar ni en mis más horribles pesadillas. Hermione comenta que pensaba invitarlo a él (Ron), lo que hace que comience una conversación que podría poner incómodos a algunos, como es el caso de Harry.

Ron se sorprende de esto y Hermione, ahora enojada, “cambia” de opinión porque Ron prefiere que ligue con McLaggen. Ron dice que él no se refería a eso, ya decía yo que no quería eso. Harry rompe el tazón, lo que saca de su trance a Ron y Herms y, de esta forma, continuaron con el trabajo de la vaina.

Harry observa a sus amigos en las semanas siguientes, y por primera vez leemos su punto de vista acerca de la relación de esos dos. Harry claro que se imaginaba que terminaría juntos, lo que le preocupaba era que terminaran y se dejaran de hablar ó que no terminara y lo excluyeran del grupo. Decidió esperar a ver que pasaba en la fiesta de Navidad bajo la influencia de la cerveza de mantequilla, que yo pensaba no tenía alcohol, probablemente tenga un “alucinante” mágico.

Como Katie no regresaba de San Mungo, Harry nombró a Dean como nuevo cazador, produciéndole celos a Seamus, al que un canario mágico le dejo un recuerdo. La decisión de Harry contrarió a muchos debido a que había elegido a alguien del curso. Harry no le importaban esas críticas, pero se sentía presionado para ganar, ya que su primer partido era contra Slytherin.

Durante en entrenamiento de esa noche todos jugaron muy bien a excepción de Ron que, debido al primer partido contra Slytherin, era un manojo de nervios. Tan mal estuvo que hasta le pego a Demelza, por error claro. Harry trató de animarlo durante el camino de vuelta al castillo. Sin embargo, a medio camino encontraron a Dean y Ginny que se estaban besando muy apasionadamente. Y fue ahí cuando el monstruo interior de Harry despertó y le urgió a Harry destituir a Dean del equipo. Aunque fue Ron quien actuó y los separó, lo que comenzó una discusión entre hermanos, ya que Ron era muy protector con Ginny y no quería verla en un pasillo besuqueándose y que luego pensaran que es una… mala mujer, como las llama Molly. Harry trataba de apaciguarlos, pero su fiera interna aprobaba lo que decía Ron. Ginny, enfurecida, le hizo ver a Ron que su enojo se debía a que él no tenia con quien besarse.

“-¡Harry se besaba con Cho Chang! – Gritó Ginny – ¡Y Hermione se besaba con Victor Krum!”

Muy mal de Ginny andar contando intimidades ajenas, aunque hecha una furia yo también digo cosas que no se deben. Ginny se fue, dejando a Ron cavilando sobre si Hermione y Krum se habían besado y a Harry pensando que lo que había sentido se debía a que era la hermanita de Ron. Aunque también se imaginó en el lugar de Dean y su bestia ronroneó.

Las siguientes semanas no fueron nada fáciles, Ron trataba a Hermione con indiferencia, Harry trataba de apaciguarlos pero no lo lograba y para colmo, las habilidades de Quidditch de Ron decayeron aun más, lo que lo volvió más agresivo, llevándolo a ofrecer su renuncia del equipo, pero Harry no la aceptó,  así que Ron aceptó jugar el partido debido a que Harry no tenía tiempo de conseguir otro guardián.

La mañana del partido, Ron estaba decaído y seguramente muy nervioso. Hermione, que no había desayunado con ellos por el comportamiento de Ron, decidió hacerlo esta vez. Mientras, Harry le intentaba hacer beber a Ron un jugo de calabaza, Hermione lo interrumpió diciéndole que le había echado algo al jugo. Ron, que aún seguía enojado con Hermione, se lo bebió. Hermione se fue no sin antes echarle en cara a Harry lo que hizo, mientras que él le echaba en cara el confundus que le hizo a McLaggen.

Los jugadores bajaron al estadio y mientras, Harry mencionaba la suerte que tenían de jugar con tan buen tiempo. Después, también se enteraron que un cazador de Slytherin no podía jugar porque le pegaron con una bludger y Malfoy también se perdería el partido porque estaba enfermo, cosa que extraño a Harry ya que antes también se había lesionado, pero hizo lo imposible para que pospusieran el juego. Harry comentó sus sospechas con Ron, pero a él sólo le importo la buena suerte que tenía, lo que le hizo sospechar de lo que Harry le había puesto en la bebida. Pero Harry solamente le dijo que se pusiera las botas. Y comenzó el partido ¡Vamos Slytherin!.

El partido fue narrado por Zacharias Smith que sólo hacia comentarios despectivos en contra del equipo de Gryffindor, comentarios que eran aplaudidos por la afición de Slytherin. El partido fue muy corto, pero muy movido, Ron hizo una actuación espectacular y entró tanto en confianza que hasta simuló ser el director de la orquesta que entonaba “Weasley es nuestro rey”. Finalmente, Harry logró atrapar la Snitch para júbilo de todos, menos claro para Slytherin. Ginny, en un momento de enojo, se dejó ir hasta donde estaba Zacharias Smith estrellando su escoba donde él estaba, fingiendo que había olvidado frenar.

Hermione llegó al vestidor, para recriminarle a Harry haber usado a Felix en el jugo de Ron, cosa que Harry negó, diciendo que les había echo creer eso para que Ron tuviera más confianza, pero que realmente Ron había logrado parar todo sin necesidad de una poción. Ron inmediatamente cobró una actitud más hostil hacia Hermione para después irse con la escoba al hombro. Hermione, desesperada por la actitud de Ron hacia ella, también se fue del vestidor, dejando a Harry pensando en lo mal que había salido su plan.

Ya en la fiesta en la sala común de Gryffindor todo el mundo se divertía, hasta Ron según le hizo ver Ginny a Harry. Ron y Lavender se estaban comiendo las caras. Muchos ya sabíamos que Lavender le estaba tirando los perros a Ron, y pensándolo bien era de esperarse, porque Ron era el mejor partido disponible para una niña con hormonas alocadas: alto, ojos azules, prefecto y últimamente el héroe del equipo de Quidditch.

Lamentablemente, Hermione vio la escena y salió huyendo de ahí y Harry, que se dio cuenta de su salida, salió a perseguirla y la encontró en un aula vacía, donde Hermione había conjurado unos canarios. Harry rogaba que no hubiera visto nada, pero un momento después, Hermione mencionó lo bien que Ron se lo estaba pasando. Para colmo, Ron entró con Lavender a esa misma aula. Lavender al verlos salió riendo del aula, dejando un momento de incomodo silencio en el salón. ¿Qué hubieran echo Ron y Lavender si hubieran encontrado un aula vacía?  Se los dejo de Tarea.

Ron fingió buscar a Harry y Hermione se dirigió a la salida del aula dejando a Ron muy aliviado de que no hubiera pasado nada más.

“-¡Oppugno!-exclamó entonces Hermione”

Entonces los canarios de Hermione salieron disparados hacia Ron, que suplicaba piedad, pero Hermione ya había abandonado el aula sollozando. :sad:

Comentarios

comentarios

Descarga FrostWire Plus para Android - Busca, Descarga y Toca archivos en un solo lugar. BitTorrent y YouTube Downloader para llevar.
publicidad

You may also like...