Serie de Harry Potter 186/199: ‘El fabricante de varitas’

Descarga FrostWire Plus para Android - Busca, Descarga y Toca archivos en un solo lugar. BitTorrent y YouTube Downloader para llevar.
publicidad

Capitulo 24: El fabricante de varitasY llegamos al capitulo número 186 de nuestra publicación diaria y cronológica en la cual durante 198 días estaremos compartiendo nuestras sorpresas, anécdotas y opiniones acerca de cada uno de los capítulos de la saga de Harry Potter para luego finalizar con el Epilogo. El día de hoy es el turno para el capitulo número 186 de la Saga de Harry Potter.

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte
Capítulo 24: El fabricante de varitas

Harry sintió como si estuviera junto al cadáver de Dumbledore, no paraba de repetir el nombre del pobre elfo. Al menos habia llegado al lugar indicado, ya que Bill, Fleur, Dean y Luna se encontraban alrededor de el. Harry preguntó por Hermione y Bill le dijo que Ron la habia llevado dentro y que se pondría bien. Harry volvió a concentrarse en Dobby, sacó el puñal de su pecho y lo cubrió con su chaqueta. Dean llevó a Griphook a la casa y Fleur lo acompañó. Bill comentaba cual seria la mejor manera de enterrar a Dobby y Harry asentía sin saber en realidad que decía Bill. La cicatriz de Harry comenzó a arder y pudo ver como Voldemort castigaba a los que se habían quedado en la mansión.

Harry quiso cavar la tumba de Dobby con pala y no con magia, cada gota de sudor y cada ampolla era como un tributo al elfo. A pesar de que la cicatriz le dolía, Harry habia aprendido a cerrar su mente a Voldemort, por lo visto su sufrimiento lo mantenía a raya, aunque Dumbledore no lo hubiera llamado sufrimiento, si no amor. Mientras cavaba Harry, sintió como si le hubieran quitado al extraña obsesión a las Reliquias a bofetadas.

Ron y Dean se unieron a Harry. Ron le dijo que Hermione estaba bien y que Fleur la estaba cuidando. Cuando consideraron que el hoyo estaba bastante profundo decidieron “vestir” a Dobby. Harry lo envolvió con su chaqueta, Ron le pasó sus calcetines y Dean le dio a Harry un sombrero de lana que este le colocó cubriendo sus orejas de murciélago y por ultimo, Luna le cerró los ojos para que pudiera dormir. Harry no habia notado a los demas, Hermione, pálida, se acercó a Ron, que le rodeó los hombros con un brazo, Fleur y Bill también estaban ahí. Luna le dedicó unas palabras a Dobby y los demás se despidieron de el. Harry pidió que lo dejaran solo, tomó una roca y grabó en ella:

Aquí yace Dobby, un elfo libre.

Contempló unos instantes la roca y después se marchó. En el vestíbulo escucho a Bill decir que fue una suerte que Ginny estuviera de vacaciones, si no los mortifagos se la hubieran llevado. Ahora todos los Weasley habían ido a casa de tía Muriel, donde habia colocado un encantamiento fidelio, al igual que en esa casa. Bill dijo que en una hora Griphook y Ollivander estarían bien y podrían mandarlos a casa de Muriel. Pero Harry dijo necesitarlos a ambos, porque tenía que tratar un tema importante con ellos.

Harry fue a la cocina a lavarse las manos, pensando en que nunca sabría quien habia mandado a Dobby. Pensó también en Dumbledore, en que el sabia que Ron querría volver y por eso le dio el desiluminador, en que Colagusano tenia una pizca de remordimiento escondida y en lo que sabría sobre él. Cuando regreso al vestíbulo y le dijo a Bill que necesitaba hablar con Ollivander y Griphook, Fleur dijo que estaban muy débiles, pero aun así, Harry insistió en que era importante, así que Bill no pudo discutirle mas. Le dijo que hablaría primero con Griphook, así que Bill lo condujo hasta una habitación vacía, Harry se detuvo para llamar a Ron y Hermione, porque los necesitaba.

Bill entró en la habitación con el duende en brazos, que aun apretaba la espada de Gryffindor. Griphook le dijo que aun recordaba haber sido el duende que lo guió hasta su cámara en Gringotts por primera vez, también le dijo que lo vio enterrar al elfo y que lo habia rescatado a él, por lo que creía que era un mago raro, Harry no sabia si el duende estaba enojado o agradecido. Harry le pidió ayuda a Griphook para poder entrar en una cámara de Gringotts, la cámara de los Lestrange, lo que sorprendió a Ron y Hermione. Harry le dijo que no buscaba ningún beneficio personal y Griphook le creyó, ya que nunca habia visto a un mago mostrar tal respeto por los elfos y los duendes. Harry dijo que eso no era una guerra entre magos y duendes, pero Griphook dijo que eso era justamente.

Voldemort incrementaba su poder sobre su raza y nadie hacia nada. Hermione lo interrumpió, ellos hacían algo, ellos protestaban, a ella la perseguían tanto como a cualquier duende o elfo por ser una sangre sucia, a ella era a la que habían decidido torturar en casa de los Malfoy. Nadie deseaba más que ellos que Voldemort fuera vencido. Griphook le preguntó a Harry que querían de la cámara de los Lestrange, ya que la espada que ahí estaba era falsa. Harry dijo que buscaban otras cosas en la cámara y que lo necesitaban para poder entrar. Griphook dijo que lo pensaría, pero que ahora tenia que dormir.

Harry creía que un Horrocrux estaba en la cámara, y por eso la reacción de Bellatrix al creer que habían entrado a ella. Voldemort debió esconderlo ahí, ya que el banco representaba un símbolo real de pertenencia al mundo mágico. Aunque también creía que no le habia dicho a Bella que el objeto que guardaba ahí era un Horrocrux, seguramente solo le pidió que lo guardara, ya que, como Hagrid dijo alguna vez, es el lugar mas seguro para guardar algo, excepto tal vez Hogwarts. Ahora era el turno de hablar con Ollivander.

Ollivander le agradeció a Harry por haberlo salvado. Harry le preguntó si su varita tenia arreglo y Ollivander le contestó que no. Después pidió que identificara las varitas que habia traído de la casa de los Malfoy: una era de Bellatrix y la otra de Draco. Ollivander le explicó a Harry que la varita ya no pertenecía a Draco, debido a que se la habia quitado, la varita ahora lo obedecía a él. También le explicó que no era necesario matar al dueño de la varita para que esta cambiara su lealtad. Harry preguntó sobre las leyendas de varitas que pasaban de mano en mano mediante un asesinato y Ollivander palideció al oír esto. Harry dijo que Voldemort la estaba buscando, y que le habia dicho que le explicara como destruir la relación entre sus varitas. Ollivander confesó haberle contestado todo eso a Voldemort, pero bajo tortura. Harry siguió hablando sobre su varita y la de Voldemort y Ollivander le explicó que su varita habia echo algo excepcional la noche que habia roto la varita prestada de Voldemort. Ahora buscaba una varita capaz de derrotar a la suya, y Harry le dijo que probablemente ya sabia que su varita se habia roto. Como dejaron la varita de Hermione en casa de los Malfoy, podían usar el Priori Incantatem y con ello verían como rompió la varita de Harry.

Ollivander continuó diciendo que no solo buscaba la Varita de Saúco para destruirlo, si no para volverse invencible. Ollivander creía en la existencia de la Varita de Saúco y sabía que se podía seguir fácilmente a través de la historia, aunque a veces habia lagunas. Harry le preguntó si le habia dicho a Voldemort que Gregorovitch tenia la varita, y aunque Ollivander se sorprendió del grado de conocimiento que tenia Harry sobre esas conversaciones, respondió que si, que existía el rumor de que el la tenia y que trataba de duplicarla. Por ultimo Harry preguntó si conocía las Reliquias de la Muerte, pero Ollivander solo sabia de varitas. Después de agradecerle salió de la casa hasta el jardín seguido de sus amigos.

Harry les explicó que Gregorovitch tubo la varita por un largo tiempo, pero cuando Voldemort lo encontró ya no la tenia, Grindelwald se la habia robado. Harry tuvo una visión de Voldemort acercándose a Hogwarts. Grindelwald tubo mucho poder, hasta que Dumbledore lo derrotó, en el ya famoso duelo, por lo que la varita paso a ser propiedad de Dumbledore, que residía en el castillo de Hogwarts. Ron le dijo que fueran por ella antes de que Voldemort la tomara, pero Harry le dijo que él ya estaba ahí, además de que su prioridad era encontrar Horrocruxes y no Reliquias.

De pronto todo se volvió oscuro, estaba parado junto a Snape, le dijo que hablaría después con el y este asintió y caminó hacia el castillo. Voldemort caminó hasta la tumba de mármol blanco y la abrió con la varita, dentro yacía el cuerpo de Dumbledore. Dumbledore tenía las manos entrelazadas sobre el pecho y allí estaba la varita, entre sus manos. Voldemort tomó la varita y al hacerlo una lluvia de chispas salió de la punta, centelleando sobre el cadáver de su último propietario, lista para servir, por fin, a un nuevo amo.

Seguimos buscando traductores para el equipo de BlogHogwarts. Si tienes un buen nivel de inglés, contáctanos a través de contacto@bloghogwarts.com

Comentarios

comentarios

Descarga FrostWire Plus para Android - Busca, Descarga y Toca archivos en un solo lugar. BitTorrent y YouTube Downloader para llevar.
publicidad

You may also like...