Crítica: ‘Harry Potter y el Misterio del Príncipe’

Ginny y HarryYa he visto Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Si van a leer esta crítica, les recomiendo leerla completa antes de comentar, porque si agarran un párrafo al azar a lo mejor encuentran una crítica muy fuerte hacia algo de la película. Para los que no leen completo los posts, les dejo lo que pienso de esta película en unas pocas líneas (No contiene spoilers): “La mejor película de la saga en los aspectos cinematográficos y en las actuaciones. No es la mejor adaptación, no tiene un buen hilo conductor, pero es divertida, graciosa, entretenida y dudo que uno se canse de verla. Es mejor que Harry Potter y la Orden del Fénix“.

Ahora sí, me extiendo (A continuación muchos spoilers). La verdad, las críticas de mis compañeros me dieron esperanzas, me hicieron creer que David Yates había mejorado. Y debo reconocerlo, mejoró, Harry Potter y el Misterio del Príncipe es mejor que Harry Potter y la Orden del Fénix y sí, es la mejor película de la saga (cinematograficamente hablando), pero igual sigue sin gustarme David Yates como director.

A nivel de guión no me gustó, las escenas inventadas no aportan nada a la película (si acaso demostrar como Harry protege con amor a Ginny) y ese cambio al final haciendo que Harry se esconda mientras Snape asesina a Dumbledore es terrible, no sé por qué lo hicieron, ese no es Harry. También eché mucho de menos la batalla en la Torre de Astronomía (todavía no entiendo para qué enviaron a tantos mortífagos si ninguno hace nada).

Pero tengo que reconocer que el final de la película, cuando todos se despiden de Dumbledore, es muy conmovedor, de verdad a uno se le mueven muchos sentimientos, no sé si debido al libro o a la actuación de McGonagall, Ginny y Harry. Quiero pensar que fue debido a las actuaciones, realmente conmovedoras.

Todos saben que adoro a Bonnie Wright y más aún a Ginny Weasley, y pensarán que lo que diga de ella es sólo porque me encanta la actriz, pero no es así (por lo menos esta vez). La actuación de Bonnie Wright como Ginny Weasley es espectacular, realmente interpretó a Ginny como la Ginny que, por lo menos, yo me imaginaba al leer los libros. Es una Ginny mucho más atrevida, más valiente, más intrépida, más atractiva, es LA Ginny.

Otra actuación espectacular fue la de Tom Felton como Draco Malfoy, mejor imposible.  Tom Felton demostró ser un gran actor y de verdad uno siente el miedo de Draco al pensar que puede fallarle a Lord Voldemort pero también el miedo de asesinar a alguien, en especial a Dumbledore. Draco sufre cuando ve a Katie Bell, y nosotros sentimos su sufrimiento.

La actuación de Harry, Ron y Hermione ha mejorado pero lo que ocurre (y este es el gran problema de la película) es que la película tiene escenas muy buenas y otros no tan buenas, y parece no haber un hilo conductor (aunque está bien lo que trató de hacer David Yates, que el elemento que une todo es el Armario Evanescente). Lo que si siento, y me gustaría saber si ustedes también, es que es muy obvio todo, ya sabes que los mortífagos van a entrar a Hogwarts a través de ese armario y que Dumbledore va a morir (lo digo porque he recibido comentarios de personas que sienten lo mismo)

El romance, oh el romance. He leído críticas (y yo mismo lo pensé en un principio) que dicen que todo el tema de la película gira en torno al romance. Eso no es del todo cierto, la película si tiene otros temas lo que ocurre es que el romance es el que más resalta, porque si Ron y Lavender no se están besanndo o si Cormac no le lanza miradas hot a Hermione, entonces Dumbledore sale con algún comentario romántico. Viendo los trailers me imaginaba muchas más escenas románticas, pero la película no es todo romance, lo que pasa es que de repente Harry y Dumbledore están conversando algo importante, y viene Dumbledore y le pregunta a Harry: “¿Te gusta Hermione? ¿Verdad que es bonita la chica de la cafetería?” Pero no podemos decir (y sería una locura) que el romance aburra. ¡Todo lo contrario! Es divertido, entretiene, te hace reir, te pone nervioso, te da celos ver a Harry besando a Ginny, algunas quisieran ser Lavender y más. Lo que no divierte es que, como ya dije, estes en una escena muy importante y seria (por así decirlo) y te salgan con algún comentario sobre romance.

Sentí muy exagerado a Horace Slughorn pero, y volvemos con el mismo tema, sólo en algunas escenas. Pareciera que hubiera dos directores en esta película, uno que exagera todo y otro que es fiel a lo que ocurre. Hay un Slughorn muy raro en algunas escenas de la película, pero otro totalmente bien interpretado en otras escenas (como cuando Slughorn le va a dar su recuerdo a Harry).

Los dos Tom Riddle están bien, me gustaron, no tengo nada más que decir.

Leí una crítica diciendo que Snape y Bellatrix no estaban bien en esta película. Todo lo contrario, Snape me gustó pero lo que sí siento es que es muy obvio que Snape no quería matar a Dumbledore, demasiado obvio. Bellatrix sí sigue loca tal y como el personaje es.

El Quidditch no es nada del otro mundo, pensé que duraría más tiempo. Todo ocurre muy muy rápido, pero de verdad que Rupert Grint hace muy bien su papel en el juego. El estadio y los efectos lo mejoraron, pero hasta ahí.

Los efectos son espectaculares, desde el puente que se destruye, pasando por la casa de Slughorn hasta llegar a la cueva de los inferi. Mil aplausos al equipo de efectos visuales.

Dumbledore, oh Dumbledore. Magnífico en las escenas finales de la película, aunque lo encontré un poco fastidioso con el temita del amor (“Harry, ¿te gusta Hermione?” “Harry, ¿verdad que está guapa la chica de la cafetería?”).

Cormac Mclaggen estuvo demasiado divertido, más atorrante no pudo ser. Las miradas que le hacía a Hermione, lo creído que era, de verdad que le quedó todo muy bien.

La mayoría de los actores adultos no tienen un papel importante en esta película. La mayoría si acaso dice una o dos líneas, pero está bien, ya que esta película quiere centrarse en los jóvenes, y eso lo lograron.

Entonces para no extenderme mucho (estoy que hago un podcast para discutir esta película, voy a pensar a ver si lo hago), lo mejor de la película es: Draco Malfoy, Ginny Weasley, Ron/Lavender, la escena final, los efectos visuales, la cinematografía y la banda sonora. Lo no tan bueno es: Las escenas inventadas, el cambio que se le dan a algunas escenas importantes, algunas escenas exageradas y, nuevamente, David Yates.

Harry Potter y el Misterio del Príncipe es una película de escenas y de actuaciones. Si la criticas como una sola cosa, como un ente sin partes, entonces probablemente no te gustará. Si criticas las escenas y las actuaciones, entonces sentirás que está muy bien lograda. ¿Qué le quitaría? La “Batalla” en La Madriguera, Harry escondiéndose y viendo como Snape mata a Dumbledore (¡Harry tenía que ser petrificado como en el libro!), y algunos diálogos fastidiosos con el tema del romance. ¿Qué le añadiría? La Batalla en la Torre de Astronomía. ¿Cómo la hubiera terminado? Con la escena de todos levantando sus varitas al aire en honor a Dumbledore, porque no me gustó el final del trío hablando, es más conmovedor y toca más el corazón terminar la película con ese adiós a Dumbledore.

Vean la película, véanla todas las veces que puedan, yo mismo la veré varias veces porque así se pueden captar muchas otras cosas.

Comentarios

comentarios

Autor DrHallows

Licenciado en Letras. Actualmente se dedica a la investigación en el área de la literatura latinoamericana. A la espera de empezar los estudios de posgrado.

Ver artículos

Leave a Reply