‘Harry Potter y la Educación Musical Infantil’ por Andrés Valverde Amador

Yo me considero un gran fan del aclamado compositor John Williams, y es así que procuro estar al día en sus novedades, noticias y aportes a la música orquestal.

Por tanto, soy asiduo lector del Blog JohnWilliamsComposer.com, cuyo creador es mi amigo compositor Andrés Valverde Amador. Él ha creado un Blog enteramente de John Williams, pero con el objetivo de profundizar el conocimiento sobre éste (es decir, no solamente observar al Williams de la industria cinematográfica).

Es así que un día me encuentro con un post muy interesante que hace referencia a Harry Potter. Con el permiso de Andrés Valverde, me permito copiarlo y y divulgarlo gracias a este medio:

HARRY POTTER Y LA EDUCACIÓN MUSICAL INFANTIL


Un niño puede mostrar excelentes cualidades para la música y ser matriculado en una escuela musical o conservatorio. Hasta aquí todo parece funcionar correctamente. El problema surge cuando los profesores y el plan de estudios no saben fomentar el interés hacia este bello arte en el niño. Desde muy temprana edad pueden mostrarse cualidades para la música. Esto no implica que el niño vaya a tener éxito en el futuro cultivando esta disciplina o simplemente disfrutando con la interpretación de un instrumento. Conseguir esto no es tarea fácil, aunque existe posibilidad de allanar el terreno e introducir numerosos conocimientos en la mente del niño. Esto puede hacerse recurriendo a nuestra picaresca y teniendo algo de psicología. Es aquí donde entra John Williams y su música para Harry Potter.

Todos los niños conocen los films de Harry Potter. Si usamos su banda sonora para explicar ciertos elementos musicales podemos estar seguros de conseguir la atención y el interés en ellos. Tenemos un compendio de formas, estilos y géneros en los tres scores que firmó Williams.


Si queremos que conozcan ciertas formas musicales como el vals no tenemos mas que hacerles escuchar Aunt Marge’s Waltz de Harry Potter y El Prisionero de Azkaban. Por el contrario si nos interesa que conozcan los diferentes instrumentos de la orquesta como por ejemplo el Arpa y el Fagot (contrafagot  mas concretamente) nos basta con usar Fluffy’s Harp. También puede ser muy útil Diagon Alley con su estilo mas popular y sus inmejorables solos de violín.

En mi opinión la trilogía musical de Williams para Harry Potter puede ser comparable a Guía de Orquesta para Jóvenes de Benjamin BrittenPedro y el Lobo de Prokofievpor su labor didáctica y el uso que hace de distintos instrumentos para asociar ciertos personajes. Es cierto que no posee una clara labor didáctica como en estas dos obras, aunque si la analizamos detenidamente comprobamos una subliminal intención educativa. Para confirmar esto tenemos el arreglo de concierto que Williams preparo sobre el score del primer film y que estrenó en el Symphony Hall de Boston en 2002. Aquí podemos presenciar mas claramente esta función didáctica y observar las distintas secciones orquestales como el viento metal en Quidditch o las formaciones de cámara en Diagon Alley.


La música de Harry Potter puede ser una excelente herramienta educativa y de fomento musical, algo que no debemos pasar por alto a la hora de formar a los mas pequeños. Personalmente he observado en varios de mis alumnos poco interés al estudiar cierto repertorio clásico. Sin embargo mostraban entusiasmo al interpretar en el piano Hedwig’s Theme de Williams. Lo paradójico del asunto es la mayor complejidad de la pieza en comparación con otras obras clásicas a las que dieron la espalda. Por consiguiente opino que el trabajo de Williams en los tres primeros films, ademas de ser una soberbia música cinematográfica, es una instructiva y muy recomendable obra musical infantil.

Escrito por Andrés Valverde Amador

¡Muchas gracias Andrés por tan grato aporte a la saga!

Síganme en Twitter: @aLVARIToOoxD

Comentarios

comentarios

Autor vALBo

Mi nombre es A. E. Soliz. Soy de La Paz, Bolivia. Soy fan de Harry Potter, leí todos los libros, y me gusta expresar mi opinión sobre éstos, los filmes y las Bandas Sonoras, de las cuales mi máximo ídolo musical es el Maestro John Williams. ¿Mi sueño? Pues es conocer a Williams y a J.K. Rowling. :)

Ver artículos

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.