Maratón de película: ‘Harry Potter y el Cáliz de Fuego’


publicidad

¡Ya es hora de poner otra película de Harry Potter!. A inicios de esta semana comenzamos con el maratón de películas de Harry Potter, compartiendo nuestras opiniones y vivencias con cada película, terminando con lo que será Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte 2, el épico final de la saga.

Hoy llegamos a la mitad del maratón, con la cuarta película, Harry Potter y el Cáliz de Fuego, estrenada en noviembre de 2005. Como su antecesora ‘el Cáliz’, vuelve a cambiar de Director, ya que Cuarón rechazó el proyecto ya que seguía trabajando en el ‘prisionero’. La responsabilidad cayo en manos de Mike Newell, un director caracterizado por trabajar el lado teatral de los actores, así como ser especialista en escenas de amor. Steve Kloves regresa nuevamente para adaptar la novela de JK Rowling. Otro cambió importante fue la salida de John Williams de las composiciones musicales, dejando en su lugar a Patrick Doyle, quien reutilizo algunos temas de Williams, así como creo nuevos.

El tercer año de Harry termina cuando descubre que Sirius Black no fue el culpable de la muerte de sus padres, sino la rata Peter Pettigrew. Harry vuelve con sus odiosos tíos, con la novedad de que su padrino, Sirius Black, es un asesino buscado por la policía. ‘El Cáliz de Fuego’ comienza cuando Harry tiene una pesadilla en donde a ve a Colagusano y Voldemort planeando la forma de matar a Harry. Este año, Harry asiste a los mundiales de Quidditch que son arruinados por los destrozos de los mortifagos, que más tarde pondrían la marca tenebrosa en el cielo. Así Harry regresa a Hogwarts en donde se llevará a cabo el torneo de los tres magos, donde ponen a prueba la habilidad de los campeones de las escuelas más prestigiosas de magia: Durmstrang, Beauxbatons y Hogwarts. Harry es elegido cuarto campeón de manera misteriosa, por lo que tiene que participar en las duras pruebas en las que cayo sin quererlo.

Con la salida de Alfonso Cuarón, Hogwarts deja de ser un personaje más, para volver a ser únicamente el castillo, ya que varios de los detalles que Alfonso añadió para dar más magia a la película son olvidados para dar entera atención a lo que será el torneo de los tres magos. Lamentablemente, para las películas siguientes, nunca volvieron a poner esos detalles, concentrándose más en otras partes de la historia.

SI hay algo que alabar a esta película es la maravillosa forma en que dieron vida a las tres pruebas del torneo de los tres magos, cada una superando a la anterior, aun cuando no fueron exactamente como se describen en el libro.

Para la primera prueba nos sorprenden con una largada interacción entre Harry y el Dragón, la cual ayuda mucho a la película, que desde el inició ya te tiene al filo del asiento. En la prueba del lago, nos sorprenden con maravillosos efectos especiales en donde nos hacen sentir la misma emoción que siente Harry al sumergirse. Y por último, la tercera prueba, aunque muy diferente a lo que describe el libro, ya que no tiene criaturas mágicas rondando dentro del laberinto, logra captar la atención del espectador con obstáculos más bien psicológicos que enfrentan los campeones.

Este película resalta por escenas en particular, como es el regreso de Voldemort, que está llena de emoción, intriga y miedo, cuando vemos como Voldemort tortura a Harry por el simple placer de haber vuelto a su cuerpo, a demás de que fue Harry quien en principio lo dejo sin cuerpo.

Y otra escena muy desgarradora, es la muerte de Cedric Diggory, que resulta siendo una de las más emotivas de la serie. Y es que como ya dijimos, Mike Newell es experto en sacar la teatralidad de los actores, por lo que Jeff Rawle tuvo una sobresaliente actuación como el padre desgarrado por la muerte de su hijo. Sólo en pensar en los gritos de sufrimiento que da, pone mi piel de gallina.

Esta película cuenta con importantes adiciones al cast, como son Brendan Gleeson como Alastor “Ojoloco” Moody y Ralph Fiennes como Lord Voldemort, Robert Pattinson como Cedric Diggory y David Tennant como Barty Crouch Jr. Remarcando a Ralph, que hace a un Voldemort tan siniestro como se puede llegar a ser.

De los efectos especiales no se puede decir menos que maravillosos. Esta película es un despliegue de efectos especiales, ya que cada prueba requirió los mejores que había en ese momento. Como la segunda prueba, en donde Dan tuvo que grabar durante 41 horas y 38 minutos bajo el agua para dar un realismo inusitado en la escena.

La música es una constante de calidad en Harry Potter, esta vez, aunque con nuevo compositor, Harry Potter sigue sobresaliendo con tema como “Underwater Secrets” y “Potter Waltz”. Está película tuvo también música más juvenil para lo que fue el baile de navidad.

Así, ‘Harry Potter y el Cáliz de Fuego’ llegó fuerte con magia nunca antes vista que atrapa al espectador de principio a fin. Aunque algo que hay que recalcar es que después de el baile de navidad, la película baja de intensidad, siendo escenas ya previstas para ser especiales las que salvan la parte final de la película.

Esta película marca un momento importante para mí en el fandom de Harry Potter, ya que fue la primera que asistí a ver con amigos que tenían la misma fiebre Potterica que yo. Un momento inolvidable, porque fueron personas que al día de hoy, seguimos teniendo la tradición de ver juntos los estrenos.

¿Qué les pareció esta película? Nos vemos en los comentarios!

Comentarios

comentarios

Descarga FrostWire Plus para Android - Busca, Descarga y Toca archivos en un solo lugar. BitTorrent y YouTube Downloader para llevar.
publicidad

You may also like...