Hoy se Cumplen 10 Años del Estreno de ‘Harry Potter y el Prisionero de Azkaban’!

Un día como hoy hace 10 años, el 31 de Mayo de 2004, se estrenó en el Reino Unido la tercera película de la saga: Harry Potter y el Prisionero de Azkaban! Esta película marca el inicio de lo que sería la maduración de la saga. Después de que Chris Columbus decidiera alejarse de la dirección, el puesto de director se le ofreció a varios directores como Guillermo del Toro, Marc Foster e incluso Kenneth Branagh, quien hizo el papel de Gilderoy Lockhart en ‘La Cámara Secreta’. Finalmente la silla de director fue ocupada por el mexicano Alfonso Cuarón, decisión que encanto a la autora JK Rowling, ya que le había encantado su película ‘Y Tu Mamá También’. Como sus antecesoras, ‘el Prisionero’ vuelve a tener como guionista a Steve Kloves. Tanto el guión como la película fueron duramente criticados por los fanáticos, ya que se excluía de forma casi completa la historia de los Merodeadores, siendo una de las causas por las que la película es la que menos recaudación de taquilla tiene. En la música, que vuelve caer en manos del compositor John Williams, es aclamada como “la mejor de la saga” teniendo temas como Double Trouble que es cantada por un coro de niños.

Harry Potter BlogHogwarts El Prisionero de Azkaban

Harry terminó su segundo año en Hogwarts después de vencer por tercera vez a su odiado enemigo, Voldemort, que esta vez actuó desde un diario que encantó cuando se hacía llamar Tom Riddle. Al empezar ‘El Prisionero de Azkaban’ vemos a Harry que tiene que estudiar magia a escondidas de sus tíos, ya que estos odian todo lo que tiene que ver con ella. Todo se complica cuando la odiosa tía Marge llega de visita e irrita a Harry de tal manera que este la infla y la deja volando por el cielo. Harry es perdonado, ya que el asesino Sirius Black ha escapado de la prisión de Magos Azkaban, con una meta en mente: Atrapar a Harry. Así, Harry se aventura en su tercer año en Hogwarts, en donde no sólo pelea con los horribles Dementores, sino que también pelea contra su instinto de ir en busca de Sirius Black.

Teniendo como director ahora a Alfonso Cuarón, Harry Potter deja de ser una película de colores y filtros brillantes, abriéndose camino entre a una nueva tonalidad visual más oscura, cambiando por completo la forma en que se habían dirigido las películas hasta el momento. Un cambió que se mantendría con las siguientes películas.

A diferencia de sus antecesoras, el guión para esta tercera parte no es tan fiel a la novela escrita, dejando fuera varias partes de la historia. A pesar de esto, la película crece enormemente en términos cinematográficos, teniendo un guión más activo, ya que JK Rowling dejo que Cuarón hiciera algunos cambios siempre y cuando la esencia de la historia estuviera presente. Es así que Harry Potter y el Prisionero de Azkaban está llena de detalles mágicos en cada cuadro. Una curiosidad acerca de los cambios de Cuarón, es que casualmente coincidieron con eventos que saldrían en libros posteriores, lo que hizo que JK Rowling se estremeciera por tal casualidad.

Siguiendo con esta libertad que dio JK Rowling, es un gran momento para los personajes, ya que los actores, en especial los jóvenes, tienen la oportunidad de acercarse más a sus personajes de tal forma que se apropien de ellos. Otra anécdota curiosa es que Cuarón le pidió al trío escribir un ensayo de lo que era su personaje. Emma entrego un detallado análisis de Hermione, Dan entrego un análisis pasable de Harry, y Rupert no lo entregó. Esto demostró que los jóvenes eran perfectos para el papel que tenían. Aun así, a todos les sirvió esta tarea, ya que hicieron crecer a sus personajes de tal forma que expresaron más emoción y espontaneidad al interpretarlos.

Siguiendo con el cast, se hacen grandes adiciones, como Emma Thompson como la profesora Trelawney, Gary Oldman como Sirus Black, David Thewlis como Remus Lupin, Timothy Spall como Colagusano y Michael Gambon que llegaba a sustituir a Richard Harris como Dumbledore, después de que este falleciera. Todos hicieron memorables interpretaciones.

Algo que también cambia con la llegada de Cuarón es que se empiezan a utilizar más paisajes naturales reales, grabando en Escocia varias de las escenas. Esto le da más realismo a la película, haciendo que el espectador sienta que Hogwarts está realmente escondido en un país europeo, y no dentro de un set con pantallas verdes.

Los efectos especiales empiezan a utilizarse más, especialmente para crear a las criaturas mágicas, como son Buckbeak y a Remus Lupin durante su transformación en hombre lobo. Para hacer a los Dementores se hicieron varias pruebas con muñecos y modelos bajo el agua, para crear ese movimiento lento y frágil que Cuarón quería representar.

Con esto ‘Harry Potter y el Prisionero de Azkaban’ es una película muy bien armada cinematográficamente, por lo cual recibe excelentes calificaciones de los críticos de cine. Superando visualmente a sus antecesoras, ‘Azkaban’ se convirtió en la favorita de muchos, aun cuando sigue siendo criticado por las omisiones de ciertas partes de la historia.

¿Cual es su historia con esta película? ¿Recuerdan cómo fue la primera vez que la vieron? :)

Comentarios

comentarios

Leave a Reply