Cómo se lleva Harry Potter and the Cursed Child al escenario Parte 2

La continuación de Cómo se lleva Harry Potter al escenario nos relata los primeros pasos que dieron J.K Rowling, John Tiffany y Jack Thorne con Harry Potter and the Cursed Child, y saca a la luz aspectos interesantes sobre las decisiones que tomaron para representar la obra o qué nos podemos esperar en ella. Aquí va:

John Tiffany conoció a J.K Rowling en 1995. Él trabajaba en el Traverse Theatre, uno de los cafés en donde ella escribió Harry Potter. Ellos estaban a punto de lograr algo grande —ella en la literatura, él en el teatro— pero entonces solo eran dos extraños intercambiado una educada sonrisa como saludo.

J.K Rowling

—Una vez que el libro salió, ella dejó de frecuentar cafés, así que nunca la volví a ver desde que Harry Potter se convirtió en Harry Potter, hasta enero pasado —cuenta John, radiante, mientras se inclina hacia atrás en su silla en un movimiento inquieto. Él durante estos veinte años se convirtió en el celebrado director de las producciones Black Watch y Once, entre otras.

La próxima vez que ellos se encontraron fue para colaborar en Harry Potter and the Cursed Child, en uno de esos exquisitos giros del destino.

—Yo le había preguntado a los niños en mi vida, mis tres sobrinos y mis ahijados, si debía realizar esta obra. Todos eran fanáticos de Harry Potter y dijeron “te mataremos si no lo haces”. Así que el viaje comenzó.

—Sabía que él era el escritor con el que quería trabajar —sigue John, señalando al hombre frente a la mesa, el escritor británico Jack Thorne. Trabajaron juntos en el 2013 con la adaptación teatral de Let the Right One In, la responsable de la contagiosa camaradería que hay entre ellos.

Ahora mismo, John y Jack han tomado una pausa para el almuerzo. Están sentados frente a la mesa llena de guiones, marcadores y bolígrafos.

—Lo he dicho antes y lo diré de nuevo, yo haría cualquier cosa que él me pidiera hacer —dice Jack, señalando con su pulgar a John.

—Oh, ya basta —dice John y se dirige hacia mí—. Visitamos la casa de Jo en Edimburgo. Jack y yo. Y vi cómo comenzó una clase de affaire. Ya sabes, es como presentarle a tu mejor amigo a un nuevo amigo y descubres que… Bueno, era una reunión entre dos escritores, no hay manera de que sea breve.

—Yo había leído todos los libros en mis veintes, y había ido al cine a ver todas las películas. Estaba profundamente enamorado de Potter, así que tener la oportunidad de hacer esto… —dice Jack, como si no pudiera creer que J.K Rowling le haya dado los personajes de los libros y las películas para escribir sobre ellos en el escenario—. Empezamos exponiendo nuestras ideas, y ella escuchó lo que había en nuestras cabezas. Fue increíble. Tú fuiste muy claro en ese entonces, John, tú no querías hacer algo histórico.

—¡Nada de precuelas! —exclama John, haciendo eco de la cuenta de Twitter de J.K Rowling—. Aunque sabía, al ver la emoción en los niños con los que compartí los libros, que debíamos traer la oscuridad de vuelta. Había que tener un nuevo peligro.

Rowling Thorne Tiffany

Los tres ambientaron la trama ese día en el despacho de J.K Rowling. Ellos fueron hilando la narración por aquí y por allá, anotando las ideas en sus libretas, y luego Jack y John volaron de vuelta a Londres para empezar.

—Hablamos bastante, y eso fue de mucha ayuda —explica Jack, cuando le pregunto sobre el desafío de escribir diálogos para Harry Potter—. Leo los libros una y otra vez e intento hacer anotaciones en el papel. —Suspira—. Ah, es maravilloso, quiero decir, es muy divertido.

Una vez que Jack, John y J.K Rowling decidieron la historia, ahora tenían que encontrar un escenario en donde representarla. Pregunto por qué escogieron el Palace Theatre.

—Pienso que el Palace Theatre nos escogió —dice John—. Es decir, es emocionante imaginar que la gente va ir allí a ver Harry Potter. Es un teatro gótico, hay cierta majestuosidad allí, se siente como Hogwarts.

El entusiasmo en el rostro de Jon es real. El temblor en la voz de Jack es genuino. Tengo frente a mí a dos hombres consumados y talentosos pero en esta obra, más que nada en lo que ellos hayan trabajado hasta ahora, ellos están encantados de estar creando magia.

Es obvio por qué J.K Rowling ha confiado el futuro de Harry Potter a Jack y John; ellos son la perfecta pareja para traer de vuelta a Harry Potter.

Vía Pottermore

Comentarios

comentarios

Autor gabycamz

(Maracay, Venezuela) Licenciada en Letras. Es fanática de la literatura juvenil, infantil y fantástica. Su obra favorita es Peter Pan del autor inglés J.M Barrie. Editora de BlogdeTronos.com

Ver artículos

Leave a Reply