Científicos descubren una nueva araña y la nombran en honor a “Aragog”

Un grupo de investigadores iraníes encontró, en la provincia de Kermán en Irán, una nueva especie de arácnido con un aspecto muy similar al de “Aragog”, la temible araña del universo mágico de Harry Potter, bautizando el descubrimiento en su honor.

De hecho, “Lycosa aragogi” -nombre con el que fue denominada- tiene más similitudes de las que pensamos. Se trata de un licósido, mismo tipo de araña utilizada por los productores de la película para recrear el arácnido gigante que apareció en el libro Harry Potter y la Cámara Secreta, y cuenta con pelos blancos en forma de rayas en el área superior de su cuerpo y pelos cerca de su boca, dándole un aspecto muy único. Esto se suma a su comportamiento maternal, ya que carga con los huevos fertilizados sobre su cuerpo y los expone a la luz del sol cuidadosamente algunos momentos en el día. Tras el nacimiento, la crianza continúa sobre sus espaldas y le da de comer a sus crías en las primeras semanas. De esta forma, también se asemejaría a la serie escrita por JK Rowling, ya que en los libros la araña madre lanzó a sus hijos a devorar a Harry Potter y su amigo Ron Weasley.

Asimismo y coincidencialmente, las fechas conmemorativas de ambas arañas (ficticia y real) también son similares. Mientras que “Aragog” falleció, según los libros el 20 de abril de 1997, el arácnido iraní fue descubierto, según los científicos, el 26 de abril del año pasado, con sólo unos pocos días de retraso.

Por otro lado, también existen algunas diferencias: Lycosa aragogi mide 2,6 centímetros sin sus patas y vive tres años aproximadamente, y Aragog tiene el tamaño de un elefante bebé, con al menos 50 años de vida en promedio.

Otros descubrimientos similares

No se trata en absoluto del primer descubrimiento que une a la saga mágica con la ciencia. En 2016, un arácnido en India fue bautizado como “Erioxivia gryffindori”, a propósito del sombrero seleccionador de Hogwarts; en Chile podemos encontrar al chinche “Thestral incognitus”, bautizado así por los caballos que aparecen a quienes ven la muerte; la cucaracha “Ampulex dementor” por los espectros que “succionaban la felicidad”; la araña “Aname aragog” y “Dracorex hogwartsia”, un dinosaurio del cretácico.

Vía LT

Comentarios

comentarios