Citas de Harry Potter y el Misterio del Príncipe

Citas extraídas del libro Harry Potter y el Misterio del Príncipe, escrito por JK Rowling.

¡Ah, casi se me olvida !- añadió-vamos a importar del extranjero tres dragones y una esfinge para el Torneo de los Tres Magos; es pura rutina, pero el Departamento de Regulación y Control de las Criaturas mágicas insiste en que, según el reglamento, tenemos que notificarle a usted que vamos a introducir criaturas peligrosísimas en el país.

– Cornelius Fudge
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 1. El otro ministro.

-El problema, primer ministro, es que los del otro bando también saben hacer magia.

– Scrimgeour al Primer Ministros Muggle.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 1. El otro ministro

Si te lo ha prohibido, no deberías hablar. Las palabras del Señor Tenebroso son Ley.

– Severus Snape.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 2. La calle de la Hilandera

-¡Me tendría a mi! –exclamó Bellatrix con fervor-. ¡Yo pasé muchos años en Azkaban por él!
-Sí, eso fue admirable, desde luego –admitió Snape con tedio-. Claro que desde la prisión no podías ayudar mucho, pero el gesto fue sin duda muy considerado.

– Severus Snape.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 2. La calle de la Hilandera

¡Si yo tuviera hijos, me alegraría de que entregaran la vida por el Señor Tenebroso!

– Bellatrix Lestrange.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 2. La calle de la Hilandera

Y sin embargo, lamentablemente, los casos de mala educación involuntaria se producen con una frecuencia alarmante – lo corto Dumbledore con gravedad – A veces resulta mejor no decir nada, amigo mío. ¡Ah, y esta debe ser Petunia!

– Albus Dumbledore
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 3. Reencuentros y noticias.

Lo lógico sería suponer que iban a ofrecerme un refrigerio, pero, por lo visto hasta ahora, eso denotaría un optimismo que raya en el idealismo.

– Albus Dumbledore
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 3. Reencuentros y noticias.

Y ahora, Harry, adentrémonos en la oscuridad y vayamos en busca de la aventura, esa caprichosa seductora.

– Albus Dumbledore
Harry Potter y el misterio del príncipe. Capitulo 3. Reencuentros y noticias.

Una de mis mejores amigas es hija de muggles, y es la mejor alumna de mi curso.

– Harry Potter.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 4. Horace Slughorn

Lo que más me cuesta es aceptar que nunca volverá a escribirme.

– Harry Potter.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 4. Horace Slughorn

Me daba cuenta de que no podía aislarme del mundo, ni… derrumbarme. […] Además, La vida es demasiado corta […] Yo podría ser el siguiente, ¿no? Pero si lo soy- añadió con ímpetu, mirando fijamente los azules ojos de Dumbledore, que destellaban bajo la luz de la varita-, me aseguraré de llevarme conmigo a tantos mortifagos como pueda, y si es posible, también a Voldemort.

– Harry Potter
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 4. Horace Slughorn

Me quito el sombrero ante ti, o lo haría si no temiera llenarte de arañas.

– Albus Dumbledore
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 4. Horace Slughorn

No privemos más a Molly de la ocasión de lamentar lo delgado que estás.

– Albus Dumbledore a Harry
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 4. Horace Slughorn

Es más fácil perdonar a los demás por haberse equivocado que por tener razón.

– Albus Dumbledore.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 5. Flegggrrr

¿Quién te ha puesto el ojo morado, Granger? Me gustaría enviarle flores.

– Draco Malfoy.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 6. Draco se larga

¡Caramba! ¡Ahora no lo veo por aquí! ¿Por qué no lo intenta? ¡A lo mejor le encuentran una celda doble en Azkaban y puede ir a hacerle compañía al fracasado de su esposo!

– Harry Potter.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 6. Draco se larga

¿Por qué le inquieta El-que-no-debe-ser-nombrado?
¡Debería preocuparle
LORD KAKADURA,
La epidemia de estreñimiento que arrasa el país!

– Letrero promocional en Sortilegios Weasley
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 6. Draco se larga

-¿Te suena por casualidad que les haya mandado practicar hechizos no verbales, Potter?
-Sí –contestó fríamente.
-Sí, «señor» -lo corrigió Snape.
-No hace falta que me llame «señor», profesor

– Harry Potter.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 9. El Príncipe Mestizo

Cuando hayan vivido tanto como yo, no subestimarán el poder del amor obsesivo.

– Horace Slughorn.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 9. El Príncipe Mestizo

¡Vamos, Harry! ¡Lo que despierta interés no es el Quidditch, sino tú! Nunca habías provocado tanta atracción, pero, francamente, no me extraña, porque nunca habías estado tan guapeton.

– Hermione Granger.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 11. Con la ayuda de Hermione

Sé hablar con las serpientes. Lo descubrí en las excursiones al campo. Ellas me buscan y me susurran cosas. ¿Le pasa eso a todos los magos?

– Tom Riddle.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 13. El enigma

¡Oppugno!

– Hermione Granger.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 14. Felix Felicis

¡Es la primera vez que alguien me invita a ir a una fiesta como amigos! ¿Te has teñido la ceja para la fiesta? ¿Quieres que yo también me tiña una?

– Luna Lovegood.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 15. El Juramento Inquebrantable

Harry se puso a reflexionar sobre lo que eran capaces de hacer las mujeres para vengarse.

– Narrador.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 15. El Juramento Inquebrantable

Los aurores participan en la Conspiración Rotfang; creía que lo sabía todo el mundo. Trabajan infiltrados en el Ministerio de Magia para derrocarlo combinando la magia oscura con cierta enfermedad de las encías.

– Luna Lovegood.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 15. El Juramento Inquebrantable

-¡Hombre, un Juramento Inquebrantable no se puede romper!
-Aunque no lo creas, eso ya lo había deducido yo solito

– Harry Potter.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 16. Una Navidad glacial

Es que desde que nos lavas los calcetines, cada vez te valoramos más, mamá.

– George Weasley
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 16. Una Navidad glacial

-Bueno, ya veo que Dumbledore ha hecho un buen trabajo contigo –dijo Scrimgeour lanzándole una mirada glacial a través de sus gafas de montura metálica-. Fiel a Dumbledore, cueste lo que cueste, ¿no, Potter?
-Sí, así es. Me alegro de que eso haya quedado claro.

– Conversación entre Scrimgeour y Harry.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 16. Una Navidad glacial

Debemos procurar no hundirnos bajo el peso de nuestras tribulaciones, Harry, y seguir luchando.

– Albus Dumbledore.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 17. Un recuerdo borroso

-No entiendo por qué el chico puede hacerlo mejor que usted, Dumbledore.
-No espero que lo entiendas Phineas –replicó Dumbledore, y Fawkes emitió otro débil y melodioso lamento.

– Albus Dumbledore.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 17. Un recuerdo borroso

Se le mete un bezoar por el gaznate.

– Príncipe Mestizo.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 18. Sorpresas de cumpleaños

La grandeza inspira envidia, la envidia engendra rencor y el rencor genera mentiras.

– Lord Voldemort.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 20. La petición de Lord Voldemort

Disculpe ¿Es usted la Huella de un difunto?

– Ronald Weasley.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 21. La sala Incognoscible

Créeme, lo mejor que podía hacer ese monstruo era morirse.

– Ronald Weasley sobre Aragog.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 22. Después del entierro

La diferencia entre dejarse arrastrar al ruedo para librar una lucha a muerte o salir al ruedo con la cabeza alta. Algunos dirán, quizá, que los dos caminos no eran tan distintos, pero Dumbledore sabía (Y yo también –pensó Harry con un arrebato de fiero orgullo- y mis padres también) que la diferencia era enorme.

– Narrador.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 23. Horrocruxes

Es la hermana de Ron.
¡Pero le ha dado calabazas a Dean!
Sigue siendo la hermana de Ron.
¡Soy su mejor amigo!
Eso sólo empeora las cosas.
Si antes de hacer nada hablara con él…
Te pegaría un puñetazo.
¿Y si eso no me importa?
¡Es tu mejor amigo!

– Pensamientos de Harry.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 24. ¡Sectumsempra!

Nadie puede ayudarme. No puedo hacerlo, no puedo… no saldrá bien… Pero si no lo hago pronto… él me matará…

– Draco Malfoy.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 24. ¡Sectumsempra!

«James Potter y Sirius Black. Sorprendidos utilizando un maleficio ilegal contra Bertram Aubrey. Resultado: agrandamiento de la cabeza de Aubrey. Castigo doble.» -Snape miró con desdén al muchacho y añadió-: Debe ser un gran consuelo pensar que, aunque nos hayan dejado, conservamos un registro de sus grandes logros…

– Severus Snape.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 24. ¡Sectumsempra!

Que es un colacuerno húngaro. Es mucho más varonil.

– Ginny Weasley sobre tatuajes.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 25. Las palabras de la vidente

Un micropuff, pero no le he dicho dónde.

– Ginny Weasley sobre tatuajes de Ron.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 25. Las palabras de la vidente

¡Si serás hipócrita! ¿Y qué me dices de Lavender y tú, que se la pasaban el día revolcándose por todas partes como un par de anguilas?.

– Ginny Weasley a Ron.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 25. Las palabras de la vidente

-¿Qué te ha pasado?
-Nada –mintió Harry con osadía.
-¿Qué te ha disgustado?
-No estoy disgustado.
-Nunca fuiste un gran oclumántico, Harry…

– Conversación entre Albus Dumbledore y Harry.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 25. Las palabras de la vidente

Los adultos somos insensatos y descuidados cuando subestimamos a los jóvenes.

– Albus Dumbledore.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 26. La cueva

Lo único que nos da miedo cuando nos asomamos a la muerte y a la oscuridad es lo desconocido.

– Albus Dumbledore.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 26. La cueva

No estoy preocupado, Harry. Estoy contigo.
– Albus Dumbledore.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 26. La cueva

¡Avada Kedavra!

– Severus Snape.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 27. La torre alcanzada por el rayo

Tu padre nunca me atacaba si no eran cuatro contra uno. ¿Cómo lo llamarías a él?

– Severus Snape.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 28. La huida del príncipe

¿Cómo te atreves a utilizar mis propios hechizos contra mí, Potter? ¡Yo los invente! ¡Yo soy el Príncipe Mestizo!

– Severus Snape.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 28. La huida del príncipe

¡¡No me llames cobarde!!

– Severus Snape.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 28. La huida del príncipe

Para el Señor Tenebroso.
Ya sé que moriré mucho antes de que lea esto,
pero quiero que sepa que fui yo quien
descubrió su secreto.
He robado el Horrocrux auténtico
y lo destruiré en cuanto pueda.
Afrontaré la muerte con la esperanza de que,
cuando encuentre la horma de su zapato,
volverá a ser mortal.
R.A.B.

– Nota en el falso guardapelo.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 28. La huida del príncipe

Snape mató a Dumbledore

– Harry Potter.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 29.El lamento del fénix

¿Qué más da el aspecto que tenga? ¡Me paguece que tenemos de sobga con mi belleza! ¡Lo único que demuestgan esas cicatguices es la gan valentía de mi futugo maguido!

– Fleur Delacour
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 29.El lamento del fénix

Y aunque no fuera capaz de de explicar cómo, supo que el fénix se había ido, se había marchado de Hogwarts para siempre, igual que Dumbledore, que se habia marchado del colegio, del mundo… y había abandonado a Harry.

– Narrador.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 29.El lamento del fénix

El anciano profesor había dicho que era crucial pelear y volver a pelear, y seguir peleando porque sólo de ese modo podría mantenerse a raya el mal, aunque nunca se llegara a erradicarlo.

– Pensamientos de Harry Potter.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 30. El sepulcro blanco

Voldemort utiliza a los seres queridos de sus enemigos. A ti ya te utilizó una vez como cebo, y únicamente porque eras la hermana de mi mejor amigo. Imagínate el peligro que correrías si siguiéramos juntos. Él se enterará, lo averiguará. Intentará llegar hasta mí a través de ti.

– Harry Potter.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 30. El sepulcro blanco

Dumbledore sólo abandonará el colegio cuando no le quede aquí nadie que le sea fiel

– Harry Potter.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 30. El sepulcro blanco

Fiel a Dumbledore, cueste lo que cueste –sentenció Harry-. Pues sí.

– Harry Potter.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 30. El sepulcro blanco

Una vez nos dijiste que teníamos tiempo para echarnos atrás. Y ya lo vez, no lo hemos hecho.

– Hermione Granger a Harry.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 30. El sepulcro blanco

Estaremos a tu lado pase lo que pase.

– Ronald Weasley a Harry.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 30. El sepulcro blanco

Sin pensarlo, Harry cerró la mano con fuerza alrededor del Horrocrux falso, pero pese a todo, pese al oscuro y sinuoso camino que veía extenderse ante él, pese al encuentro final con Voldemort que tarde o temprano se produciría -¿quién sabía si pasaría un mes, o un año, o diez?-, se animó al pensar que todavía quedaba un espléndido día de paz y que podría disfrutarlo con Ron y Hermione.

– Narrador.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Capitulo 30. El sepulcro blanco

Comentarios

comentarios

Leave a Reply