Citas de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte

Citas extraídas del libro Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, escrito por JK Rowling.

El hecho de que Potter siga con vida se debe más a mis fallas que a sus aciertos.

Lord Voldemort
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 1. El ascenso del Señor Tenebroso

Ahora entiendo cosas que antes no entendía. Debo ser yo quien mate a Harry Potter, y lo haré.

Lord Voldemort
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 1. El ascenso del Señor Tenebroso

¿Qué dices tú, Draco? ¿Te ocuparás de los cachorritos?

Lord Voldemort
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 1. El ascenso del Señor Tenebroso

Pues… no, la verdad es que no. Ellos creen que lo único que hago es ocupar espacio, pero estoy acostumbrado a…
-Yo no creo que lo único que hagas sea ocupar espacio.

Dudley Dursley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 3. La despedida de los Dursley

-Hasta otra, Harry.
-Si… -Harry le tomó la mano y se la estrechó-. Puede ser. Cuídate, Big D.

Harry Potter y Dudley Dursley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 3. La despedida de los Dursley

Mira, a nadie le hace mucha gracia, Harry. Imagínate que algo sale mal y nos quedamos convertidos en unos imbéciles flacuchos con gafitas para toda la vida.

Fred Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 4. Los siete Potters

Si, claro, trece contra uno que ni siquiera puede emplear magia. Lo tenemos muy mal, ¿eh?.

Fred Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 4. Los siete Potters

¡Oh! Estás mucho más apetitoso que Crabbe y Goyle, Harry –observó Hermione y Ron arqueó las cejas; entonces ella se sonrojó ligeramente y añadió-: Bueno, ya sabes a qué me refiero; la poción de Goyle parecía de mocos.

Hermione Granger.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 4. Los siete Potters

¡Vaya! ¡Somos idénticos!

Fred y George Weasley al convertirse en Harry.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 4. Los siete Potters

Ya sabía yo que Ginny mentía sobre lo de ese tatuaje

Ronald Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 4. Los siete Potters

Fleur se puso al lado de su prometido y le dirigió una mirada sumisa y sensiblera. Harry suplicó que aquella expresión jamás volviera a aparecer en su cara.

Narrador.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 4. Los siete Potters

Harry es nuestra única esperanza. Confíen en él.

Palabras de Albus Dumbledore en boca de Remus Lupin.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 5. El guerrero caído

¿Cómo es que ni Ron ni Bill han acudido a mi lecho convaleciente?

George Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 5. El guerrero caído

Ojoloco ha muerto

Bill Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 5. El guerrero caído

¡Se está apoderando del ministerio, de los periódicos y de medio mundo mágico, Harry! ¡No permitas que invada también tu mente!

Hermione Granger.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 5. El guerrero caído

Exacto. Nos diría que aprendiéramos de su propia experiencia. Y lo que yo he aprendido es que no tenemos que confiar en ese cobarde asqueroso de Mundungus.

Ronald Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 6. El ghoul en pijama

Ah, claro. Olvidaba que iremos a dar caza a Voldemort en una biblioteca móvil.

Ronald Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 6. El ghoul en pijama

Pues menos mal que tenemos una gran provisión de colmillos de basilisco ¿no? Me preguntaba que íbamos a hacer con ellos.

Ronald Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 6. El ghoul en pijama

-Un Horrocrux es todo lo contrario de un ser humano: Mira, si ahora mismo tomara una espada, Ron, y te atravesara con ella, no le haría ningún daño a tu alma.
-Y seguro que eso sería un gran consuelo para mí.

Conversación entre Hermione Granger y Ronald Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 6. El ghoul en pijama

-¿Tiene la intención de cursar la carrera de Derecho Mágico, señorita Granger?
-No, no es mi propósito. ¡Pero espero hacer algo positivo en la vida!

Hermione Granger.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 7. El testamento de Albus Dumbledore

-He observado que tu pastel de cumpleaños tiene forma de snitch. ¿A qué se debe?
-Uy, no puede ser una referencia a que Harry sea un gran buscador, porque resultaría demasiado obvio. ¡Debe de haber un mensaje secreto de Dumbledore escondido en el glaseado!

Hermione Granger.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 7. El testamento de Albus Dumbledore

No sé, igual imaginó que quedaría bien colgada en la pared de mi habitación.

Harry Potter sobre la espada de Gryffindor.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 7. El testamento de Albus Dumbledore

-¡Ya va siendo hora de que aprendas a tener un poco de respeto!
-Ya va siendo hora de que usted haga algo para merecerlo

Harry Potter.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 7. El testamento de Albus Dumbledore

Me abro al cierre.

Snitch.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 7. El testamento de Albus Dumbledore

¿«La Cenicienta»? ¿Qué es eso, una enfermedad?

Ronald Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 7. El testamento de Albus Dumbledore

Un brutal triple asesinato cometido por la madre del novio estropearía un poco la boda.

Ronald Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 7. El testamento de Albus Dumbledore

¡Mira, papá! ¡Uno de los gnomos me ha mordido y todo!

Luna Lovegood.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 8. La boda

-¡Atiza! –Parpadeó al ver a Hermione, que corría hacia ellos-. ¡Estas espectacular!
-Siempre ese tonito de sorpresa –se quejó Hermione, pero sonrió.

Conversación entre Ronald Weasley y Hermione Granger.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 8. La boda

El ministerio ha caído. Scrimgeour ha muerto. Vienen hacia aquí.

Patronus de Kingsley Shacklebolt.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 8. La boda

¿Todo bien preciosa? ¿Te apetece un trago? Deja al pelirrojo ése y ven a tomarte una pinta con nosotros.

Borrachos.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 9. Un sitio donde esconderse

Nunca lo habría pensado de ti. El hombre que me enseñó a combatir los dementores… ¡Convertido en un cobarde!

Harry Potter.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 11. El soborno

¿Se puede saber, en nombre de los calzones bombachos de Merlín, qué te ha pasado?

Ronald Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 12. La magia es poder

Este elfo se hace querer. Y pensar que antes soñaba con cortarle la cabeza y colgarla en la pared.

Ronald Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 12. La magia es poder

Pasado un tiempo, Harry sólo lo observaba para ver el nombre de Ginny en el dormitorio de las chicas, preguntándose si la intensidad con la que lo contemplaba podría infiltrarse en el sueño de la joven y hacerle saber que él la recordaba.

Narrador.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 16. Godric’s Hollow

Donde esté tu tesoro estará también tu corazón

Tumba.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 16. Godric’s Hollow

El último enemigo que será derrotado es la muerte

Tumba.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 16. Godric’s Hollow

He visto tu corazón y me pertenece. […] He visto tus sueños y tus miedos, Ronald Weasley. Todo cuanto deseas es posible, pero también todo lo que temes es posible…

Horrocrux (Guardapelo).
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 19. La cierva plateada

-¿Quién no iba a preferirlo a él, qué madre te escogería a ti? No eres nada, nada, nada comparado con él –canturreó ella [Hermione-Riddle] y, estirándose como una serpiente, se enroscó alrededor de él [Harry-Riddle], lo abrazó estrechamente y sus labios se encontraron.

Horrocrux (Guardapelo).
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 19. La cierva plateada

Cuando te marchaste, Hermione pasó una semana entera llorando, o quizá más, pero no quería que yo la viera […] Es como una hermana para mí; la quiero como una hermana y creo que ella siente lo mismo por mí. Siempre ha sido así; creí que lo sabías.

Harry Potter.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 19. La cierva plateada

-Lo que has hecho esta noche lo compensa con creces: ni más ni menos que recuperar la espada, acabar con el Horrocrux y salvarme la vida.
-Suena más espectacular de lo que ha sido en realidad
-Suele ocurrir así; hace años que intento explicártelo

Conversación entre Harry Potter y Ronald Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 19. La cierva plateada

¡Eres… tonto… de remate… Ronald… Weasley! –Subrayaba cada palabra con un golpe. Ron retrocedió, protegiéndose la cabeza, pero ella lo persiguió-. Vienes… aquí… después… de semanas… y semanas… ¿Dónde está mi varita?

Hermione Granger.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 19. La cierva plateada

-¿Qué más puedo decir?- saltó Ron, y Harry se alegró de que se defendiera.
-¡Pues no lo sé! –bramó Hermione, y añadió con sarcasmo-: Busca en tu cerebrito, Ron; sólo te llevará un par de segundos.

Hermione Granger.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 19. La cierva plateada

¡Imagínate, Harry! ¡Ha perdido dos uñas! Eso sí que minimiza nuestros padecimientos, ¿Verdad?

Hermione Granger.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 19. La cierva plateada

-Sé, en efecto. Habría podido ser mucho peor. ¿Te acuerdas de aquellos canarios que me arrojó una vez?
-Todavía no lo he descartado del todo.

Hermione Granger.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 19. La cierva plateada

¡Pero…! ¡Perdone, pero esto es completamente ridículo! ¿Cómo voy a demostrar que no existe? ¿Pretende que examine todos los guijarros del planeta y lo compruebe? Con ese enfoque, usted podría afirmar que cualquier cosa es real basándose únicamente en que nadie ha demostrado lo contrario.

Hermione Granger.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 21. La fábula de los tres hermanos

Las varitas mágicas sólo son poderosas si lo son los magos que las utilizan, pero a algunos les gusta jactarse de que la suya es la más grande y la mejor.

Hermione Granger.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 21. La fábula de los tres hermanos

Amigos… amigos… amigos….

Dibujo en el techo de la habitación de Luna.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 21. La fábula de los tres hermanos

«Pues les recordaría que sólo hay un paso entre “dar prioridad a los magos y los sangre limpia” y luego acabar diciendo: “dar prioridad a los mortífagos”. Pero hay que tener en cuanta que todos somos humanos, ¿no? Y por tanto, todas las vidas tienen el mismo valor y hay que protegerlas por igual.»

Regio en Pottervigilancia.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 22. Las Reliquias de la Muerte

«Le aseguraría que estamos todos con él en espíritu –afirmo Lupin, y vaciló antes de añadir-: Y le aconsejaría que obedeciera su intuición, que casi nunca falla.»

Romulus en Pottervigilancia.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 22. Las Reliquias de la Muerte

«[…] lo cierto es que, si quiere, puede desplazarse más rápido que Severus Snape cuando le enseñas una botella de champú.»

Rejón en Pottervigilancia.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 22. Las Reliquias de la Muerte

Vaya muchacha tan deliciosa… Qué maravilla… Me encanta la piel tan suave…

Fenrir Greyback.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 23. La Mansión Malfoy

¡¡Hermione!! –chilló Ron, y empezó a retorcerse y forcejear con las cuerdas que lo sujetaban, haciendo que Harry se tambaleara-. ¡¡Hermione!!

Ronald Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 23. La Mansión Malfoy

Suelten las varitas ¡Suéltenlas, o comprobaremos lo sucia que tiene la sangre esta desgraciada!

Bellatrix Lestrange.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 23. La Mansión Malfoy

Harry… Potter…

Dobby.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 23. La Mansión Malfoy

Muchas gracias, Dobby, por haberme rescatado de aquel sótano. Es una injusticia que hayas tenido que morir, porque eras muy bueno y muy valiente. Siempre recordaré lo que has hecho por nosotros y deseo que ahora seas feliz

Luna Lovegood.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 24. El fabricante de varitas

Aquí yace Dobby, un elfo libre

Tumba.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 24. El fabricante de varitas

Si existiera un mago del que pueda creer que no busca un beneficio personal, serías tú, Harry Potter.

Griphook.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 24. El fabricante de varitas

¡Soy una sangre sucia y a mucha honra!

Hermione Granger.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 24. El fabricante de varitas

La mano con aspecto de araña descendió en picada y arrancó la varita apresada por Dumbledore, y al hacerlo una lluvia de chispas salió de su punta, centellando sobre el cadáver de su último propietario, lista para servir, por fin, a un nuevo amo.

Narrador.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 24. El fabricante de varitas

¿Estaba Dumbledore detrás de todo aquello? Dumbledore, que siempre había sospechado de él; Dumbledore, a quien dieron muerte siguiendo sus órdenes; Dumbledore, cuya varita había pasado a su poder, y sin embargo, desde la ignominia de la muerte seguía actuando por medio del chico, aquel maldito chico…

Pensamiento de Lord Voldemort.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 27. El último escondite

Con un cerebro así, podrías ser mortífago, hijo. ¿No acabo de demostrar que mi patronus es una cabra?

Aberforth Dumbledore.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 28. El otro espejo

Nosotros crecimos rodeados de secretos y mentiras, y Albus tenía un talento innato para eso.

Aberforth Dumbledore.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 28. El otro espejo

-¡Porque a veces –respondió Harry antes de que Hermione replicara-, a veces no tienes más remedio que pensar en otra cosa aparte de tu propia seguridad! ¡A veces no tienes más remedio que pensar en el bien de todos!

Harry Potter.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 28. El otro espejo

Ahora sólo existe una forma de entrar. Todos los pasadizos secretos están tapados por los dos extremos, hay dementores alrededor de la muralla y patrullas regulares dentro del colegio, según me han informado mis fuentes. El edificio nunca ha estado tan vigilado. Lo que no sé es cómo esperan conseguir algo una vez que entren, con Snape al mando y los Carrow de subdirectores… Pero eso es asunto suyo. Al fin y al cabo, dicen que están preparados para morir.

Aberforth Dumbledore.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 28. El otro espejo

El Ejército de Dumbledore sigue reclutando gente.

Graffiti en las paredes de Hogwarts.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 29. La diadema perdida

El caso es que con mi abuela les salió el tiro por la culata. Como la vieja vive sola, creyeron que no necesitaban enviar a alguien particularmente hábil. Pues bien, Dawlish todavía está en San Mungo, y mi abuela logro huir.

Neville Longbottom.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 29. La diadema perdida

Una inteligencia sin límites es el mayor tesoro de los hombres.

Pedestal.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 29. La diadema perdida

Así me gusta. Nuestros prefectos tienen que guiarnos en momentos difíciles. Y ahora subamos a pelear, o nos quitarán a los mejores mortífagos.

George Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 31. La batalla de Hogwarts

No, no es eso. Pero deberíamos sugerirles que abandonen el castillo; no queremos que corran la misma suerte que Dobby, ¿verdad? No podemos obligarlos a morir por nosotros.

Ronald Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 31. La batalla de Hogwarts

Hermione había soltado los colmillos del basilisco que llevaba en los brazos. Corrió hacía Ron, se le echó en el cuello y le plantó un beso en la boca. El chico soltó también los colmillos y la escoba y le devolvió el beso con tanto entusiasmo que la levantó del suelo.

Narrador.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 31. La batalla de Hogwarts

-¿Les parece que este es el momento más oportuno? […] ¡Eh! ¡Que estamos en guerra!
-Ya lo sé, colega. Precisamente por eso. O ahora o nunca ¿no?

Conversación entre Harry Potter y Ronald Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 31. La batalla de Hogwarts

¡¡Si morimos por su culpa, te mato, Harry!!

Ronald Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 31. La batalla de Hogwarts

¡Hola, señor ministro! ¿Le he comentado que he dimitido?

Percy Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 31. La batalla de Hogwarts

-¿Qué quiere decir mi señor? –preguntó Snape- No lo entiendo. Ha… logrado extraordinarias proezas con esa varita.
-No, Severus, no. He realizado la misma magia de siempre. Yo soy extraordinario…

Lord Voldemort.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 32. La Varita de Saúco

Mírame…

Severus Snape.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 32. La Varita de Saúco

-Sé lo que eres.
-¿Qué quieres decir?
-Eres… una bruja.
-¿Te parece bonito decirle eso a una chica?

Lily Evans.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 33. La historia del príncipe

-¿Tienen mucha importancia que seas hijo de muggles?
Snape titubeó y sus ojos –muy negros-, codiciosos en la verdosa penumbra, recorrieron el pálido rostro y el cabello pelirrojo de Lily.
-No –respondió-. No tiene ninguna importancia.

Severus Snape.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 33. La historia del príncipe

No puedo seguir fingiendo. Tú has elegido tu camino, y yo he elegido el mío.

Lily Evans.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 33. La historia del príncipe

-Pues escóndalos a todos. Proteja… Protéjalos a los tres. Por favor.
-¿Y qué me ofreces a cambio, Severus?
¿A… a cambio? –Snape se quedó con la boca abierta y Harry creyó que iba a protestar, pero al cabo dijo-: Lo que usted quiera.

Severus Snape.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 33. La historia del príncipe

El Señor Tenebroso regresará, y entonces Harry Potter correrá un grave peligro.

Albus Dumbledore.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 33. La historia del príncipe

-¿Pretende dejar que él lo mate?
-Desde luego que no. Tienes que matarme tú.
-¿Quiere que lo haga ahora mismo? –preguntó al cabo Snape con ironía-. ¿O necesita unos minutos para componer un epitafio?

Severus Snape.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 33. La historia del príncipe

Si te pido este único y gran favor, Severus, es porque estoy tan seguro de que ha llegado mi hora como de que los Chudley Cannons van a quedar últimos de la liga este año.

Albus Dumbledore.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 33. La historia del príncipe

Confieso que prefiero un final rápido y sin dolor al prolongado y chapucero asunto en que se convertiría mi muerte si, por ejemplo, Greyback colaborara en ella. Tengo entendido que Voldemort lo ha reclutado, ¿no? O si interviniera nuestra querida Bellatrix; a ella le gusta jugar con la comida antes de comérsela.

Albus Dumbledore.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 33. La historia del príncipe

-¿Por él? –se escandalizó Snape– ¡Expecto patronum!
Del extremo de su varita salió la cierva plateada, se posó en el suelo del despacho, dio un brinco y saltó por la ventana. Dumbledore la vio alejarse volando, y cuando el resplandor plateado se perdió de vista, se volvió hacía Snape y, con lagrimas en los ojos, le preguntó:
-¿Después de tanto tiempo?
-Si, después de tanto tiempo

Severus Snape.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 33. La historia del príncipe

Tumbado boca abajo, con la cara sobre la polvorienta alfombra del despacho donde una vez creyó estar aprendiendo los secretos de la victoria, Harry comprendió que no iba a sobrevivir.

Narrador.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 34. Otra vez en el bosque

Estoy a punto de morir.

Harry Potter.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 34. Otra vez en el bosque

-¿Duele? –Esa pregunta tan infantil brotó de los labios del chico sin que él pudiera impedirlo.
-¿Si duele morir? No, en absoluto –contestó Sirius-. Es más rápido y más fácil que quedarse dormido.

Sirius Black.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 34. Otra vez en el bosque

Me apena pensar que nunca lo conoceré… Pero él sabrá por qué di la vida, y confío en que lo entienda. Yo intentaba construir un mundo donde él pudiera ser más feliz.

Remus Lupin.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 34. Otra vez en el bosque

-¿Se quedarán conmigo?
-Hasta el final –contestó James.
-¿Y no los verá nadie?
-Somos parte de ti –repuso Sirius-. Los demás no pueden vernos.
Harry miró a su madre.
-Quédate a mi lado –le pidió.

Conversación entre Harry y los merodeadores.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 34. Otra vez en el bosque

Yo los amaba, amaba a mis padres y a mis hermanos. Pero era egoísta, Harry, más egoísta de lo que tú, que eres una persona asombrosamente desinteresada, podrías imaginar.

Albus Dumbledore.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 35. King’s Cross

Es curioso, Harry, pero quizá los más capacitados para ejercer el poder son los que nunca han aspirado a él; los que, como tú, se ven obligados a ostentar un liderazgo y asumen esa responsabilidad, y comprueban, con sorpresa, que saben hacerlo.

Albus Dumbledore.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 35. King’s Cross

No te den lástima los muertos, Harry, sino más bien los vivos, y sobre todo los que viven sin amor. Si regresas, quizá puedas evitar que haya más muertos y heridos, más familias destrozadas. Si eso te parece un objetivo encomiable, entonces tú y yo nos despediremos hasta la próxima.

Albus Dumbledore.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 35. King’s Cross

Claro que está pasando dentro de tu cabeza, Harry, pero ¿por qué iba a significar eso que no es real?

Albus Dumbledore.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 35. King’s Cross

¡Me uniré a ustedes el día que se congele el infierno! ¡Ejercito de Dumbledore!

Neville Longbottom
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 36. La falla del plan

¡Luchen! ¡Luchen! ¡Luchen por mi amo, el defensor de los elfos domésticos! ¡Derroten al Señor Tenebroso en nombre del valiente Regulus! ¡Luchen!

Kreacher.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 36. La falla del plan

¡A MI HIJA NO, MALA BRUJA!

Molly Weasley.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 36. La falla del plan

¿Qué va a ser de tus hijos cuando te haya matado? ¿Qué les va a pasar cuando su mami vaya a reunirse con Freddie?

Bellatrix Lestrange.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 36. La falla del plan

¡Lo hemos machacado!
¡Menudo sujeto es Potter!
Y ahora a divertirse,
Que Voldy estiró la pata.

Peeves.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 36. La falla del plan

Esa varita genera más problemas que beneficios. Y sinceramente, ya he cubierto el cupo de problemas que tenía asignado en esta vida.

Harry Potter.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Capitulo 36. La falla del plan

No quiero que te sientas presionado, pero si no te ponen en Gryffindor, te desheredo.

Ronald Weasley.
Epilogo. Diecinueve años después

Asegúrate de superarlo en todos los exámenes, Rosie. Suerte que has heredado la inteligencia de tu madre.

Ronald Weasley.
Epilogo. Diecinueve años después

Pero no te hagas demasiado amiga suya, Rosie. El abuelo Weasley jamás te perdonaría si te casaras con un sangre limpia.

Ronald Weasley.
Epilogo. Diecinueve años después

Albus Severus, te pusimos los nombres de dos directores de Hogwarts. Uno se ellos era de Slytherin, y seguramente era el hombre más valiente que jamás he conocido.

Harry Potter.
Epilogo. Diecinueve años después

La cicatriz llevaba diecinueve años sin dolerle. No había nada de que preocuparse.

Narrador.
Epilogo. Diecinueve años después

Comentarios

comentarios

Leave a Reply