Traslador

Un Traslador es un objeto encantado para enviar a la persona que lo toca a un lugar específico. La mayoría de las veces, un Traslador es un objeto cotidiano que no llama la atención de un Muggle. Al viajar por Traslador se siente, por descripciones hechas, que un gancho te toma por “algún lugar detrás del ombligo”, arrastrándolo hasta la destinación.

Los Trasladores tienen una ventaja sobre los polvos Flu, ya que transportan muchas personas a la vez, pero cada Traslador sólo transporta a un lugar específico. A diferencia de la Aparición, los Trasladores se pueden usar por cualquiera, posiblemente también Muggles, aunque no hay casos conocidos de este suceso. Los Trasladores viajan a su destino con las personas que lo usan; al tocar otra vez el Traslador, se transporta otra vez al lugar original de éste.

Ejemplos de Trasladores usados en los libros son la bota que usan Harry y los Weasley para viajar a la Copa Mundial de Quiddich, así como la Copa del Torneo de los Tres Magos, que hizo trasladar a Harry y a Cedric Diggory hacia Lord Voldemort. En otra ocasión, después de la Batalla del Departamento de Misterios en 1995, Albus Dumbledore usa el encantamiento Portus para convertir la cabeza de una estatua en un traslador, para llevar a Harry de vuelta a Hogwarts.

Viaje en Traslador según la película Harry Potter y el Cáliz de Fuego

Comentarios

comentarios

Leave a Reply