Petunia Dursley

La familia Dursley son los últimos parientes vivos de Harry Potter. Con el fin de garantizar su seguridad, Albus Dumbledore puso a Harry bajo su cuidado cuando era bebé. Los Dursley viven en el Número 4, Privet Drive, Little Whinging en Surrey, Inglaterra.

El nombre “Dursley” deriva de la pequeña ciudad en Gloucestershire, cerca del lugar de nacimiento de la autora JK Rowling.

BlogHogwarts - Petunia Dursley

Petunia Dursley (con apellido de soltera Evans), es la tía de Harry Potter. Ella se describe como una mujer rubia (aunque tiene pelo oscuro en las películas), con cara de caballo y un cuello muy largo que utiliza para espiar a sus vecinos. Sus ojos son grandes y pálidos, muy diferentes a los de su hermana. Petunia sigue obsesivamente las noticias sobre las estrellas de cine, mientras afirma “como si estuviéramos interesados en sus sórdidos asuntos”. Toda su familia se componía de Muggles, con excepción de su hermana Lily, que era una bruja nacida de muggles. Según Petunia, sus padres estaban orgullosos de tener una bruja en la familia, pero ella veía a su hermana como un monstruo, debido a los celos de su capacidad mágica.

En el séptimo libro, se reveló que de niña vivía cerca de Spinner’s End, y de la residencia de Tobías y Eileen Snape. Su hijo, Severus, parece haber observado el talento mágico de Lily desde joven, tomando fuerte gusto por ella (a pesar de su condición de nacida de muggles). Petunia, por su parte, parece haber sentido envidia de la capacidad de su hermana. Llegó a escribirle a Dumbledore para que se le permitiera entrar a Hogwarts. A Petunia se le negó cortesmente la inscripción en Hogwarts, así que desde entonces ha sido terriblemente fría hacia la escuela y, por extensión, a la comunidad de magos en su conjunto. En una carta que Lily escribió a Sirius Black (que Harry lee en la casa de los Black), hace referencia a que Harry casi destrozó “ese horrible jarrón que envió Petunia”, con su palo de escoba de juguete y añade que “no hay quejas”. Esto indica que las hermanas estaban todavía en contacto en ese momento, y por lo menos lo suficiente para que Petunia enviase regalos a su hermana en vacaciones. Esto también hace eco de los regalos de Navidad de la familia Dursley para Harry, que nunca son bienvenidos, pero que sí muestran a regañadientes un signo de vinculación de la familia.

En algún punto, conoció a Vernon Dursley y se casó con él. El 22 de junio de 1980 tuvieron un hijo llamado Dudley. Petunia no había visto a su hermana desde hacía años y por lo general pretendía no tener ninguna hermana en absoluto. Sin embargo, una mañana Petunia descubrió a su sobrino bebé en su domicilio, cuando salía a pagar las botellas de leche. Habían dejado una nota con el bebé escrita por Dumbledore, explicando que sus padres, Lily y James, habían sido asesinados por Lord Voldemort, y que ya que Lily se había sacrificado para salvar la vida de su hijo, sólo viviendo con sus únicos otros familiares estaría protegido de Voldemort hasta alcanzar la mayoría de edad a los 17 años, cuando el hechizo de su madre se rompiera. Petunia y Vernon acuerdan recibir a Harry a regañadientes, pero lo mantuvieron lo más oprimido posible, en un intento para sacar la magia fuera de él, nunca diciéndole cómo murieron sus padres; en cambio, le dijeron que habían muerto en un accidente de auto y lo obligaron a no hacer preguntas acerca de ese tema o de cualquier otra cosa.

Cuando Vernon intenta echar a Harry fuera de su casa a principios de La Orden del Fénix, Petunia recibe un Vociferador de Dumbledore diciendo “Recuerda mi última, Petunia”. Rowling ha confirmado que éste se refiere a la nota que Albus dejó en la puerta de su casa cuando Harry tenía 1 año de edad. Esto hace que Petunia rechace la decisión y permita que Harry permanezca en la casa. Por tanto, Petunia tiene más conocimientos sobre el mundo de la magia de los que ella admite. Por lo menos, Petunia ha demostrado que sabe lo que son los Dementores y la Prisión de Azkaban. En La Orden del Fénix, Petunia responde a su marido cuando éste pregunta qué es un Dementor: “Ellos son los guardianes de la Prisión de Azkaban.” Cuando Harry y el resto de la familia la miran extrañados de que ella conociera esa pequeña información mágica, responde que “ese niño horrible nos contó a Lily y a mi acerca de ellos hace años”. Harry airadamente replica que si va a hablar de sus padres, por lo menos podría mencionar sus nombres, pero ella no responde a su petición. En Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, se puso de manifiesto después de la muerte de Snape que Petunia, de hecho, estaba refiriéndose a Snape, quien tuvo una larga amistad con Lily y quien utilizaba exactamente las mismas palabras para describir a los Dementores: “Ellos son los guardianes de la Prisión de Azkaban”. Petunia escuchó a escondidas ésta explicación de Snape y recordó sus palabras. Si bien siempre tuvo envidia de Lily por poder hacer magia y entrar a Hogwarts mientras ella se quedaba atrás en el mundo muggle, Petunia tiene conocimiento de la magia y tiene un poco de idea acerca de los peligros a los que se enfrenta Harry (principalmente la información que había escuchado de las conversaciones entre Snape y Lily).

Cuando Harry deja a los Dursley al comienzo del séptimo libro, está implícito que él nunca verá a Petunia nuevo. Antes de salir de la casa de los Dursley, Petunia casi llega a desearle buena suerte, lo que demuestra que siente una minúscula cantidad de apego hacia su sobrino. Sin embargo, su aversión forzada de Harry y de la magia e general evitan que lo haga y no le pronuncia ninguna palabra.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply