Crítica de ‘Harry Potter y las Reliquias de la Muerte 2’: Todo Acaba, Sí, pero… con un Final Grandioso

Descarga FrostWire Plus para Android - Busca, Descarga y Toca archivos en un solo lugar. BitTorrent y YouTube Downloader para llevar.
publicidad

Hace media hora que terminó una proyección para prensa de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte (parte 2) que ha tenido lugar en Madrid y a la que yo he asistido en representación de BlogHogwarts. He deambulado totalmente sobrecogida desde la sala de cine hasta un  cibercafé desde el que os estoy redactando esta crítica.

Es una película es impactante, conmovedora y magnífica. Esta no es mi especialidad. Yo soy escritora, no crítica de cine; pero hasta un troll en coma etílico se daría cuenta de que Las Reliquias II es una película impresionante. Por eso quiero confiar en que recibirá las nominaciones y los premios que se merece. Y digo que “quiero confiar” porque temo que finalmente no sea así. En los jurados de los premios prestigiosos siempre hay algún que otro académico remilgado que piensa que las películas de acción con efectos especiales sólo se merecen premios técnicos (fotografía, efectos especiales, maquillaje…). Y luego están los premios populares en los que puede votar el público, pero hay demasiadas muchachas con las hormonas dislocadas que pierden la cabeza por unos colmillos y un torso desnudo.

Sé por vuestros comentarios que algunos tenéis miedo de que las buenas críticas os creen unas expectativas exageradas que desemboquen en una enorme decepción tras  ver la película. A vosotros os digo que, en mi modesta opinión, ésta es la mejor película de la saga y una de las mejores películas que he visto en mucho tiempo. Otros andáis un poco enfadados porque se han filtrado muchas escenas y pensáis que ya habéis visto la película casi completa. Pues bien, a vosotros puedo deciros que no habéis visto nada…

Lo primero que os sorprenderá favorablemente serán las interpretaciones. Ya he leído por ahí críticas de críticos profesionales en un sentido completamente diferente, pero ellos tienen su opinión y yo, la mía. Por cierto, no os recomiendo para nada ver una película con críticos profesionales. Al terminar la cinta, se han quedado fríos como el aliento de un dementor, y luego han comentado unos con otros entre susurros que les ha gustado la película. ¡Qué ganas tengo de que llegue el viernes para poder ver la película en mi ambiente, ponerme de pie al final y aplaudir como una loca!

El trío protagonista cuaja su mejor actuación, y Daniel está fabuloso. En cuanto a los secundarios, Maggie Smith y Matthew Lewis, literalmente, se comen la pantalla cada vez que aparecen. No hace falta que yo lo diga, pero ¡qué buena es Helena Bonham Carter! Cuando hace de Hermione, parece que Emma ha tomado posesión de su cuerpo. Y Alan Rickman…, bueno, su actuación es magistral. Sería un crimen que no recibiera los reconocimientos que se merece por su interpretación en esta película. Hay una escena inventada en la que Snape visita la casa de Godric’s Hollow después del ataque de Voldemort… No habrá Kleenex en el mundo capaces de enjugar tanta lágrima…

Tengo la impresión de que la banda sonora es la mejor de toda la saga, con una combinación muy acertada de temas nuevos con el clásico y mágico Hedwig’s theme. A diferencia de la primera parte, la edición es buena (¡por fin!). La fotografía y los efectos especiales son excelentes, pero el ritmo acelerado al que avanza la acción y la fuerza del argumento hacen que no te fijes demasiado. Hubo momentos en los que creí ser engullida por el dragón, quemada por el fuego de la Sala de los Menesteres o que mi alma me iba a ser arrebatada por un dementor. Aunque ha sido una buena experiencia verla en 3D, yo la veré el viernes en 2D, soy más tradicional. Eso sí, nos han regalado unas gafas de pasta con el mismo diseño que las de Harry. Espero que os entreguen ésas también a vosotros en el cine, en lugar de las tradicionales y cutres de cartón, porque a los críticos no les hacen tanta ilusión como a vosotros.

El argumento es bastante fiel al texto de Rowling, aunque se sacrifican historias como la de la familia de Dumbledore. Con respecto a las licencias que se toma el guionista con respecto al libro, creo que os gustarán. Son cosas que no escribió Rowling, pero que podría haberlas escrito, que podrían haber sucedido en ese universo narrativo. Hablaré más sobre ellas cuando todos hayáis visto la película. El futuro sentimental de un par de personajes toma un rumbo diferente en la película. Hay una pareja sorpresa, una pareja que a muchos os va a gustar. A mí me gusta, desde luego.

Durante mucho tiempo pensé que si se atrevían a escamotearme mi momento favorito de la saga (“Me uniré a ti cuando se congele el infierno. ¡Ejército de Dumbledore!”), perseguiría al guionista y lo torturaría con la maldición cruciatus, pero lo he perdonado porque lo sustituye por un discurso muy emocionante (más bien un mitin) de Neville. Entiendo que el cambio era necesario para darle espectacularidad al duelo final.

Y hablando del duelo final y de la batalla, no estoy en absoluto de acuerdo con opiniones como las de Philip Womack, de The Telegraph, en el sentido de que la batalla en la película mejora a la del libro. Womack califica la batalla escrita por Rowling como un “petardo mojado” y afirma que la película corrige “las deficiencias de la escritura de Rowling”. Si los últimos capítulos escritos por Rowling fueran un petardo mojado, ahora nadie tendría interés en ver la película y Warner tendría que contratar carroñeros para capturar fans y obligarlos a entrar en las salas de cine. Y no parece que eso sea lo que va a ocurrir. Debemos tener claro que la literatura y el cine tienen lenguajes y recursos diferentes, y un recurso que funciona en un libro no necesariamente funciona en la pantalla, y viceversa. Lo importante es transmitir las mismas sensaciones y emociones. Para mí, tanto el libro como la película son dos de los mejores productos culturales contemporáneos, cada uno en su género.

Os deseo que disfrutéis con la película, que vibréis y que os emocionéis. Rowling dedicó uno de sus libros a su familia porque “hacen mágico” su mundo. Gracias J. K. Rowling por haber hecho mágico nuestro mundo, por habernos regalado esta historia en la que las luces y las sombras luchan en lo más profundo del alma humana y en la que se nos muestra que son nuestras decisiones las que forjan nuestro destino.

Nos seguimos leyendo después de la peli. Feliz estreno.

Comentarios

comentarios


publicidad

You may also like...