La Vacante Imprevista

The Casual Vacancy (La Vacante Imprevista) es la primera novela de J.K. Rowling publicada después de la saga de Harry Potter. Se publicó el 27 de septiembre del 2012. Tiene 512 páginas, cuesta $20.00 dólares y fue publicada simultáneamente en formato físico y digital.

Sinopsis:

“Cuando Barry Fairweather muere sin previo aviso a sus recientes cuarenta años, la pequeña población de Pagford queda en shock. Pagford es, aparentemente, un idilio inglés, con una adoquinada plaza de mercado y una abadía antigua, pero lo que se esconde tras su bella fachada es un pueblo en guerra. Ricos en guerra contra pobres, adolescentes contra padres, esposas contra sus maridos, profesores contra sus alumnos… Pagford no es lo que parece en un principio. Y el vacío espacio dejado por Barry en el consejo parroquial pronto se convierte en el detonante de la mayor guerra que la población haya visto nunca. ¿Quién triunfará en unas elecciones cargadas de pasión, hipocresía y revelaciones inesperadas? Comedia oscura, que te induce a pensar y constantemente sorprendiendo, “The Casual Vacancy” es la primera novela de JK Rowling para adultos.”

Datos adicionales

  • Es la primera novela de J.K. Rowling escrita para un público adulto.
  • El audio-libro es narrado por Tom Hollander.
  • La idea se le ocurrió en un avión.
  • JK no se había dado cuenta de la similitud entre los nombres de Barry/Harry

 

Reseñas:

El Rincón de los Libros

La historia tiene lugar en Pagford, un pequeño pueblo del Reino Unido. Entre sus ciudadanos existen ciertas tensiones desde hace muchos años, debido a que la ciudad vecina construyó un barrio de protección oficial, Los Prados, muy cerca del pueblo. En este barrio vive gente muy conflictiva, muchos no tienen trabajo y otros tantos tienen problemas con las drogas. Por eso existen dos bandos, los que quieren ayudarlos y los que están en contra de este mal ambiente.

Todo comienza cuando Barry Fairbrother, una persona muy querida en el pueblo y miembro defensor de Los Prados dentro del concejo parroquial, muere. Aquí es cuando comienzan las batallas para ocupar su cargo dentro del concejo, unos con la intención de mantener los ideales de Barry y los otros que lo ven como una oportunidad para deshacerse de Los Prados.

En esta historia conocemos a muchísimos personajes, tanto habitantes de Pagford como habitantes de Los Prados. Al principio, este gran número de personajes puede llegar a desconcertar y ser bastante lioso, pero una vez que avanzas acabas identificándolos a todos. A pesar de estar narrada en tercera persona, nos permite conocer los pensamientos de todos ellos, y poco a poco, ir viendo el lado oscuro que tienen todas las personas. Unos se mueven por interés, otros por odio, resentimiento, egoísmo, o por intentar demostrar ser mejor que otro… Si comienzas a coger simpatía a alguno de ellos, lo más probable es que en su siguiente acción te decepcione su comportamiento. Ninguno es del todo bueno y todos tienen algún defecto: esto hace mucho más reales a sus personajes pero a la vez no acabas de cogerle simpatía a ninguno en especial.

Los personajes que más me han gustado han sido los más jóvenes: Andrew y Krystal. Principalmente porque eran los que menos malicia tenían y no llegaban a turbar tanto como los demás. Y por otro lado, también me he reído bastante con Samantha y sus pensamientos lascivos.

En este libro, Rowling ha tratado sin tapujos diversos problemas sociales relacionados con drogas, prostitución, maltratos, violaciones, suicidios, y un largo etcétera. El hecho de que la autora no tenga problemas en hablarnos de estos temas es algo que siempre me ha parecido positivo. Pero en este caso, creo que Rowling ha abusado bastante de la temática. ¿Ha sido una manera drástica de desmarcarse de sus anteriores libros infantiles? Prácticamente todos los personajes sufren las consecuencias de algún problema de estos, quizás solo trata de mostrarnos la realidad de muchas personas, pero quizás de una manera algo exagerada y forzada.

Hay que reconocer que el ritmo de la novela es bastante lento, sobre todo en las primeras páginas. Hay tantos personajes y tantos hilos dentro del libro que tarda algo más de 200 páginas en terminar la introducción y comenzar a desarrollar la trama. Por este motivo, el principio se me ha hecho algo pesado, pero hay que reconocer que más adelante la historia mejora y se vuelve interesante, hasta el punto de lograr enganchar.

Considero que el libro no llega a la altura de sus anteriores novelas. Desde luego, no os leáis el libro por el simple hecho de que os gustó Harry Potter, aquí no encontrareis aventuras, ni magia, y el estilo es totalmente distinto. De hecho me ha recordado bastante al de Stephen King. Los mejor es leerlo simplemente si la temática os llama la atención.

En definitiva, es un buen libro, que aunque no me ha llegado a marcar, me ha gustado y lo he disfrutado. Con unos personajes perfectamente desarrollados y un final sorprendente, pero que deja algún que otro hilo suelto a la imaginación del lector. Lo recomiendo si os gustan las historias duras y realistas, donde se dejan al descubierto las miserias de las personas y sus conflictos.

Libros en el Sótano

Cuando encontré el libro en un lugar cercano a donde pasaba mis vacaciones, no dudé en comprarlo. La sinopsis me tiraba un poco y sabía, como quizá lo hacemos todos, que éste libro sería de aquellos de amar u odiar. O se espera mucho, o se espera poco, la verdad es que me sumergí en su lectura sin hacerme predisposiciones y me puse a leer.

La historia nos sitúa en Pagford, un pequeño pueblo inglés que a simple vista parece feliz y bastante común. Todo cambia cuando Barry Fairbrother, uno de los hombres más amados de la ciudad, muere repentinamente. Entonces, empieza la lucha por los Prados, el barrio marginal que Barry defendía en el concejo parroquial. Solo parece haber una regla: demostrar que los demás se equivocan y hacerlo todo para que gane la “verdad”. En el camino, los vestigios de los pasados no tan limpios y de mentes no tan puras explotan por el poder.
Les contaré algo que sé por experiencia personal: los pueblos pequeños, esconden los secretos más oscuros.

Esta es la primera vez que vemos a J. K. lejos de Hogwarts e incursionándose en algo tan diferente como una novela adulta. Y debo decir que, para bien o para mal (según la percepción) “Una Vacante Imprevista” parece escrito por una persona completamente distinta a la que escribió las aventuras del mago más famoso del mundo.
Si la única razón para leer este libro es su autora, les sugiero que se lo replanteen. Mientras que antes mostraba una idea de validez ante los jóvenes, una muestra de carisma y motivación; ahora nos enseña el lado degradante del humano. Drogas, sexo, egoísmo, prostitución, violencia… a muchos se les abrirán los ojos como platos, se atragantarán con su propia lengua, se escandalizarán. ¿Pero por qué? ¿Creemos que eso es algo inexistente? ¿Hemos mirado por nuestra ventana a observar lo que ocurre al otro lado de la vereda? Es una crítica social.

Tengo que admitir que el principio fue algo lento. Se entiende que debe existir una cierta introducción para comprender bien las acciones y reacciones de los personajes, que se aprovecha para dar un vistazo a la mentalidad de cada uno de los personajes, pero aún así se pierde el hilo de la historia y la verdadera identidad de los personajes hasta que la historia empieza a tomar forma y nos sumerge en la trama, entonces logra enganchar.
El tema masivo de las historias escabrosas e inmorales del ser humano es un recurso que han ocupado innumerables escritores, cada uno logrando un resultado único e interesante cada vez. Quizá sea porque lo crudo es lo único que logra una reacción en nosotros, un sabor amargo en nuestra garganta que se extiende por el pecho. Es la única manera de lograr que nos choque.

He oído a muchos decir que si te encariñas con un personaje del libro, te decepciona al instante siguiente. Pienso un poco diferente, lo que hace el ser humano tiende a ser siempre impredecible; no estamos ni sucios ni limpios, si tenemos el tiempo suficiente para examinarnos, tal vez también busquemos satisfacer nuestros propios deseos, pasando por encima de los demás. No me encantaron los personajes, pero tampoco me molestaron. No intenté darles un toque romántico ni los vi demasiado burdos. Los tomé como lo que eran, humanos.
Lo interesante es ver cómo cada uno de ellos se justifica para demostrar que tiene la razón, y toda la putrefacción humana queda debajo de una interrogante casi inocente: ¿deberían Los Prados, la parte fea y marginal del fabuloso Pagford, ser parte realmente del pueblo?
Todos tienen la razón, todos están errados.
Inclusive los más jóvenes (Krystal, Andrew, Fats) se ven envueltos en la degradación de los secretos y el inicio que nos tocó. No son perfectos, pueden cometer los errores más castigados de la era actual, hasta llegar a un punto sin retorno donde nada les entregara un indulto, puedes odiarlos por representar lo peor de la población, pero no es solo una historia de papel, es una historia en sociedad.

Recomiendo que quienes quieran leer este sea porque tengan un verdadero interés en la trama, no solo por la polémica literaria y la estrella de la autora.

Mientras que Harry Potter era una historia para niños y jóvenes enfocada en enseñarnos la magia que puede ayudarnos a salir adelante, “Una Vacante Imprevista” parece casi apuntar al lado contrario: a los adultos que no tuvieron magia y nunca la entenderían.

Generación Reader

Más allá de cualquier consideración sobre su contenido, no se puede negar que Una vacante imprevista se convirtió en una de las novelas más esperadas del pasado año desde el mismo momento en que se anunció su existencia, y la razón no era otra que la de ver cómo se desenvolvía una de las autoras más prestigiosas y ricas del mundo en el no menos pantanoso territorio de la literatura adulta. Por primera vez hemos podido disfrutar de una Rowling que se escapa de los territorios de Hogwarts para adentrarse en un agitado microcosmos llamado Pagford, un pequeño pueblo inglés repleto de oscuros secretos cuya apacibilidad habitual se ve alterada hasta los cimientos por un suceso inesperado: la muerte de uno de sus habitantes. Además de dejar un sitio vacío en el concejo parroquial del pueblo, el fallecimiento de Barry Fairbrother sacará a relucir una serie de viejas rencillas entre algunos miembros de la comunidad y enfrentará a los residentes de Pagford en una enconada disputa, no solo por adjudicarse esa inesperada vacante, sino por conservar la identidad de un reducido núcleo social que se está viendo amenazado por la efervescencia económica de otros municipios adyacentes.

“Para Howard, el pueblo donde había nacido era mucho más que una serie de edificios y un río que fluía raudo entre sus arboladas riberas, con la majestuosa silueta de la abadía sobre los cestillos colgantes de la plaza. Para él, el pueblo era un ideal, una forma de ser; una microcivilización que se alzaba firmemente contra el declive nacional.”

Estimados fans de Harry Potter, huid imperiosamente de esta novela si lo único que os atrae de ella es el nombre que figura en la portada. El rasgo más llamativo de Una vacante imprevista no es precisamente el ritmo frenético con el que solía conducir sus obras anteriores, su gran riqueza argumental o el irresistible carisma que desprendían sus personajes, sino que en todo el libro predomina un estilo excesivamente rudo, un tono demasiado serio, frío y despiadado a través del cual se abordan temas como prostitución, consumo de drogas, pedofilia, racismo, acoso escolar y grandes dosis de violencia en todas sus manifestaciones posibles con una absoluta falta de tapujos que podría escandalizar a más de uno. No obstante, esta marcada deshumanización evidencia aún más el énfasis que pone Rowling en resaltar los aspectos más miserables de la condición humana. El amplio elenco de personajes sobre el que se desarrolla la historia de Una vacante imprevista se caracteriza asimismo por su incapacidad para despertar la más mínima empatía en el lector, que a lo largo de sus aproximadamente 600 páginas es testigo de cómo uno detrás de otro serán capaces de cometer actos de dudosa moralidad o incluso delitos con el único objetivo de satisfacer sus propios deseos ausentes de provecho para nadie más que sí mismos.

“Por lo que veía, el error que cometía el noventa y nueve por ciento de la humanidad era avergonzarse de la propia identidad; mentir sobre uno mismo, tratar de ser otro. [...]Lo difícil, lo maravilloso, era ser realmente uno mismo, incluso si esa persona era cruel o peligrosa, especialmente si era cruel y peligrosa. No disfrazar al animal que uno lleva dentro era un acto de valentía.”

Para compensar la incomprensible falta de acción de la novela, nuestra querida Rowling no duda en gastar hojas y hojas en diseccionar la psicología de los habitantes de Pagford, desde el más joven hasta el más anciano, todos en menor o mayor medida pasan a través del ojo clínico de la escritora británica en una sobresaliente demostración de su capacidad para perfilar las más intrincadas historias detrás de sus creaciones literarias. En Una vacante imprevista te vas a hartar de conocer detalles en apariencia nimios sobre las vidas de estos pueblerinos dominados por la codicia, el egoísmo y la lujuria, llevados hasta situaciones extremas que pondrán a prueba su estabilidad emocional y también la nuestra.

A pesar de este excelente estudio sobre la estructura actual de la sociedad y los pequeños dramas del día a día, no estamos ante una obra de fácil lectura. Como ya he comentado antes, el estilo de J.K. Rowling es prácticamente irreconocible, en ocasiones sobrecargado, los personajes no terminan de conectar con el público y por si fuera poco, la primera mitad de la novela adolece de una inactividad que roza peligrosamente el aburrimiento. Aun así, a mí me ha parecido una apuesta madura, innovadora y con un delicioso toque de humor negro que la convierten en una muy buena forma de pasar el rato y satisfacer la curiosidad de haber probado un registro diferente de esta autora que tan buenos momentos nos ha dado. Arriesgada, atípica, desoladora y cruda, pero sobre todo, diferente. Una vacante imprevista es el último experimento de J.K. Rowling, una novela que está muy lejos de ser tan buena como las de Harry Potter pero que, tenlo por seguro, no te dejará indiferente.

Un Rinconcito en mi Corazón

Una Vacante Imprevista es la primera novela de adultos de J.K Rowling. Como sabréis, ya que son muchas las reseñas y críticas que circulan sobre el libro por internet, el argumento no tiene nada que ver con la archiconocidísima saga Harry Potter, que hizo famosa a Rowling. La historia ocurre en un pueblo ficticio, Pagford, cercano a una ciudad también ficticia, Yarvil; aunque la historia podría tener lugar en cualquier pueblo o comunidad.

Lo primero de todo, creo que debo decir que al principio me costó un poco meterme en la historia, y es que el argumento no me interesaba para nada, pero como es JK, yo tenía que leerlo sí o sí. Y en segundo lugar, el comienzo es algo lento y hay una gran cantidad de personajes que en un principio puede producir un poco de lío. Y es que son muchos. Y precisamente la riqueza de esta historia esta en sus personajes.

No tenemos un protagonista, sino que prácticamente todos los personajes tienen la misma importancia a lo largo de la novela. Pero, si queremos designar a uno, podríamos decir que el protagonista es Barry Fairbrother, que muere en las primeras páginas, sí; pero es a partir de su muerte cuando se introduce toda la trama y estará presente para todos los personajes durante toda la historia. Y más, cuando el “Fantasma de Barry Fairbrother”, empiece a confesar secretos a través del foro de la página web del concejo.

Y es que todos los personajes están llenos de secretos. Una adolescente acosada que busca el consuelo en una cuchilla, una madre que tiene fantasías con un componente del grupo favorito de su hija, un hombre enamorado de la mujer de su mejor amigo, un hijo que odia a su padre y planea vengarse…Todos los personajes son diferentes entre sí, no hay buenos y malos, todos tienen luces y sombras, pero la mayoría tienen algo en común: ninguno es feliz con su vida. Y es que “Una vacante imprevista” es una novela dura, fría y llena de crudeza, trata explícitamente sobre drogas, violencia y sexo.

El libro está narrado en tercera persona, aunque utiliza los paréntesis para introducir los pensamientos de los personajes. La verdad es que se recurre bastante al uso de paréntesis, pero a mí no me resultaba molesto, ya que esos pensamientos y recuerdos son importantes para conocer mejor a los personajes. Está dividido en siete capítulos, cada uno dividido en varias partes. Las primeras 200 páginas son lentas, pero pasado eso, te enganchas totalmente en la historia. Rowling tiene una capacidad increíble de entremezclar y relacionar tramas, como se verá sobre todo, en el capítulo 5.

El final no os dejará indiferente, aunque he visto que algunos la tachaban de previsible. Para mi lo fue en las últimas 100 páginas, pero durante toda la novela no me imaginaba como iba a acabar.

Realmente recomiendo leer “Una vacante imprevista”, pero antes, no prejuzguéis porque su autora sea la creadora de “Harry Potter”, me repito: no tienen nada que ver. Pero sobre todo, no os desaniméis al principio si os cuesta seguir la historia, los habitantes de Pagford os conquistarán poco a poco.

Lo mejor: Los personajes, sobre todo los adolescentes; mi favorita es Krystal.
Lo peor: El comienzo de la novela, demasiado lento.

Escrito por el feb 24,2012 en: hace 2 años http://bloghogwarts.com/?p=41091
  • Encuesta

    ¿Con quién debió terminar casada Hermione Granger?

    Ver Resultados

    Loading ... Loading ...

BlogHogwarts © 2007-2014 - Harry Potter usa WordPress + Diseño por TheBuckmaker y modificaciones por Saiseihogo. Fondo por shaeffer007.
Políticas de Privacidad | Licencia de Uso | BlogHogwarts no está asociado con J.K. Rowling o Warner Bros.