Notas de Producción Oficiales de ‘Harry Potter y la Cámara Secreta’

A continuación presentamos detalladamente el proceso de filmación de la película Harry Potter y la Cámara Secreta. Las siguientes son las notas de producción oficiales publicadas por las productoras Warner Bros., Heyday Films, y 1492 Pictures, en 2002:

Harry Potter y la Cámara Secreta

1. Comienza el Segundo Curso…

Warner Bros. Pictures tiene el placer de anunciar el estreno de la adaptación cinematográfica de la segunda entrega de la serie de novelas best seller de J.K. Rowling, Harry Potter y la cámara secreta. Publicada en 1998, La cámara secreta entró directamente en el número uno de la lista de superventas Whitaker BookTrack del Reino Unido, llegando también directamente al número uno en las listas de superventas del New York Times, USA Today y Wall Street Journal. Se han vendido más de 42 millones de copias de la novela en más de 42 países de todo el mundo (de ellas 17 millones de copias sólo en los Estados Unidos y Canadá).

La producción de Harry Potter y la cámara secreta (Harry Potter and the Chamber of Secrets) comenzó el 19 de noviembre de 2001 en los Estudios Leavesden, en Hertfordshire, y en exteriores de Inglaterra, justo tres días después del estreno de Harry Potter y la piedra filosofal, que batió numerosos récords de taquilla en el momento de su estreno y se convirtió en la segunda película más taquillera de todos los tiempos. Harry Potter y la piedra filosofal también recibió tres nominaciones a los Premios de la Academia y siete nominaciones a los prestigiosos premios de la BAFTA (Academia Británica de las Artes Cinematográficas y Televisivas), incluida la de mejor película británica del año.

Para la mayoría de directores, completar la fase de postproducción de una película es un proceso exhaustivo y absorbente. Chris Columbus se enfrentó a una tarea aún más ingente a lo largo del verano y el otoño de 2001, mientras supervisaba simultáneamente el montaje de Harry Potter y la piedra filosofal y comenzaba un riguroso período de pre-producción y planificación de Harry Potter y la cámara secreta (Harry Potter and the Chamber of Secrets). “Fue un período intenso, pero habíamos aprendido mucho en La piedra filosofal y me entusiasmaba aportar todos esos conocimientos a la segunda película”, recuerda Columbus. “Fue un reto”, coincide el productor David Heyman. “Afortunadamente, nos beneficiamos de la experiencia de la primera película y de volver a contar con la mayor parte de nuestro equipo de producción original en la segunda película, por lo que teníamos una gran cantidad de conocimientos a los que recurrir”.

Otra ventaja del agotador calendario de La cámara secreta fue que mantuvo al equipo de producción centrado en las tareas inmediatas durante una época de éxito y atención de los medios sensacionales. “Ninguno de nosotros tuvo ocasión de sentarse y pensar en el éxito de la primera película, lo cual creo que fue bueno para todos, en especial para los niños”, afirma Columbus. “Para entonces, los actores y el equipo técnico eran como una gran familia. Fue estupendo que todos pudiéramos compartir esa sensación de entusiasmo, sin perder nuestro impulso, y llevarla a La cámara secreta”.

A pesar del ritmo agotador, desde el principio Columbus y Heyman permanecieron fieles a la ambiciosa visión que tenían para La cámara secreta y al modo en que diferiría de la primera película – especialmente en cuanto a estructura, carácter y tono. “Dedicamos una buena parte de La piedra filosofal a crear el mundo de Harry Potter”, comenta Heyman. “Había muchas cosas que presentar en lo que respecta a la magia, los escenarios y los personajes. Con La cámara secreta, saltamos directamente al relato y a la aventura”.

“La cámara secreta es más sombría y más divertida, y lleva al personaje de Harry a un lugar nuevo”, explica Columbus. “La primera película trataba sobre Harry dándose cuenta de que era realmente un mago. En contraste con los pintorescos y excesivos personajes que le rodeaban, Harry era algo pasivo y no se lucía hasta el tercer acto de la película. En La cámara secreta, Harry irradia mucha más confianza y fortaleza ya desde el comienzo”.

Al actor Daniel Radcliffe le encantó asumir el papel “más activo” de Harry Potter en La cámara secreta. “La última línea de la primera película es como el comienzo de la segunda película”, comenta Radcliffe, que considera a Harry Potter y la cámara secreta como uno de sus libros favoritos. “Harry dice ‘No me voy a casa, no’, porque ha descubierto que su hogar está en Hogwarts y es donde se siente a gusto. Pero cuando regresa a Hogwarts al comienzo de La cámara secreta, descubre que hay una auténtica amenaza para su colegio y hogar, y está decidido a protegerlo”.

Radcliffe también descubrió que estaba personalmente influido por el crecimiento de Harry. “Se había desarrollado tanto como personaje que yo también tenía que desarrollarme, y ahora tengo dos instintos – el de Harry y el mío propio. Así que cuando rodábamos cada escena, me preguntaba ‘¿Cómo reaccionaría Harry ante esto?’ e intentaba que esa sensación se transmitiera en la pantalla”.

“Daniel asumió una enorme responsabilidad cuando fue elegido para interpretar a Harry Potter, y ha aceptado el reto y ha madurado totalmente como actor”, dice Columbus entusiasmado. “Se ha convertido en un auténtico protagonista en el más auténtico sentido de la palabra, además de convertirse en un auténtico héroe y ¡probablemente en un ídolo!”

Han pasado más de dos años desde que Radcliffe, que ahora tiene 13 años, y sus compañeros de reparto, Rupert Grint, de 14, y Emma Watson, de 12, fueran elegidos para sus fundamentales papeles de Harry Potter y sus mejores amigos Ron Weasley y Hermione Granger. “Para mí una de las maravillas de este proceso ha sido presenciar la maduración de Dan, Rupert y Emma”, afirma Heyman. “Los niños parecen más seguros de sí mismos y capaces de aprovechar una gran cantidad de nuevas experiencias para sus personajes. Pero, al mismo tiempo, han conservado su entusiasmo, su capacidad de asombro y su juventud”.

“Es sorprendente ver hasta que punto han crecido no sólo físicamente, sino en su modo de actuar”, añade Columbus. “Las interpretaciones de los niños son más maduras y, francamente, son incluso mejores que en la primera película”.

A Emma Watson le encanta observar que ha crecido tanto a nivel personal como profesional como resultado de su experiencia trabajando en Harry Potter y la piedra filosofal. “No había hecho ninguna actuación profesional antes de la primera película, y estaba muy nerviosa y no conocía a nadie”, admite. “Ahora conozco a la gente y mi entorno y sé lo que estoy haciendo, por lo que me siento más relajada y puedo pasármelo bien. Sin duda he mejorado como actriz y me siento más feliz con lo que estoy haciendo en la pantalla”.

Para la precoz Hermione Granger, el segundo año en Hogwarts supone un marcado cambio en su relación con sus compañeros aspirantes a brujos. “Hermione se hace más amiga de Harry y de Ron, y sin duda está más relajada”, revela Watson. “Está menos obsesionada con los libros y con el trabajo escolar y se tranquiliza un poco. Y a pesar de que se suaviza, Hermione sigue siendo tan extremadamente leal a sus amigos como siempre”.

Al igual que Harry Potter, el indomable Ron Weasley se encuentra en el centro de gran parte de la acción de La cámara secreta. “Tengo que hacer muchas más cosas divertidas en esta película, especialmente con el coche volador”, declara Rupert Grint. “Las escenas de Spiders Hollow (el Agujero de las Arañas) son especialmente espeluznantes porque me dan mucho miedo las arañas. Cuando vi a Aragog [una enorme y vieja araña que vive en el Bosque Tenebroso] por primera vez, no estaba actuando – ¡estaba asustado de verdad!”

2. Conjurar un Reparto Estelar

De acuerdo con la tradición familiar establecida en Harry Potter y la piedra filosofal, los realizadores reunieron no sólo al reparto infantil original para La cámara secreta, sino también al reparto estelar integrado por los más grandes actores adultos del Reino Unido.

Entre los populares actores que repiten sus papeles de Harry Potter y la piedra filosofal figuran John Cleese (El Mundo Nunca es Suficiente, Un pez llamado Wanda, el grupo Monty Python) como Nick Casi Decapitado; Robbie Coltrane (Monjas a la carrera, GoldenEye, El Mundo Nunca es Suficiente) como el afectuoso gigante Hagrid; Warwick Davis (Willow) como el maestro de Encantamientos, el profesor Flitwick; Richard Griffiths (Sleepy Hollow, Agárralo como puedas 2 1/2: El aroma del miedo, Rafi, un rey de peso) como el tío de Harry, Vernon Dursley; Richard Harris (Gladiator [El gladiador], Sin perdón, Camelot) como el sabio director de Hogwarts, Albus Dumbledore; Alan Rickman (Truly Madly Deeply, Sentido y sensibilidad, La jungla de cristal) como el enigmático profesor de Pociones Severus Snape; Fiona Shaw (Mi pie izquierdo, Contracorriente, Jane Eyre de Franco Zeffirelli) como la tía de Harry, Petunia Dursley; Dame Maggie Smith (nominada al Oscar por su papel en Gosford Park; Té con Mussolini, Ricardo III) interpreta a la leal subdirectora de Dumbledore, la profesora Minerva McGonagall; y Julie Walters (Billy Elliot, Educando a Rita, Servicios muy personales) como la Sra. Molly Weasley.

Quizás el más destacado de los nuevos y apasionantes personajes que aparecen en Harry Potter y la cámara secreta (Harry Potter and the Chamber of Secrets) es Gilderoy Lockhart, el nuevo profesor de Defensa contra las Artes Oscuras, interpretado por el polifacético actor, guionista y director Kenneth Branagh (Hamlet, Mucho ruido y pocas nueces, Morir todavía, Shackleton).

Según Columbus, Kenneth Branagh era el único para el papel. “Ken es uno de los grandes actores de cine y teatro de nuestro tiempo, y un gran director”, atestigua Columbus. “Encaja perfectamente con nuestro grupo de actores, todos ellos británicos, y es uno de los pocos actores más jóvenes que pueden defenderse frente a gente como Richard Harris, Maggie Smith y Alan Rickman. No podía imaginarme a nadie más interpretando a Gilderoy Lockhart”.

“Lockhart es uno de los papeles más difíciles de cualquiera de las dos películas”, explica Heyman. “Necesitábamos a alguien que pudiera ser fastidioso y encantador a la vez, que asumiera el narcisismo de Lockhart, fuera muy divertido, y a la vez lo mantuviera conectado con la realidad. Ken hizo todo lo que le pedimos y más. Es absolutamente fantástico”.

Si bien disfrutó interpretando el papel del ostentoso farsante, Branagh no se tomó el papel a la ligera. “Fue agotador, porque era consciente de que La cámara secreta es una película importante con enormes expectativas de público, y que los fans ya se han hecho una idea muy precisa de quien es Lockhart”, dice Branagh. “Es muy extravagante, bastante presuntuoso y terriblemente narcisista. Así que es un personaje delicioso para interpretar, tremendamente irritante y encantador, pero teníamos que convencer a los espectadores de que podría haber hecho todas las cosas que dice. Teníamos que hacerlo convincente. Confié de manera implícita en Chris Columbus y en su sentido de la comedia”.

“Si bien Ken Branagh es el hombre más encantador que existe, Lockhart es un fanfarrón y un farsante”, afirma Radcliffe a propósito del miembro más reciente del ecléctico claustro de profesores de Hogwarts. “Las chicas le adoran y los chicos le odian porque saben que hay algo raro en él”.

En efecto, Lockhart embruja con su carisma a las estudiantes de Hogwarts, en especial a la habitualmente resuelta Hermione. “No deja de soñar con Lockhart”, confiesa Emma Watson, que llama al arrogante profesor “el Brad Pitt de su tiempo. Hermione está obsesionada con él, al igual que lo están las demás chicas. Y Kenneth Branagh es tan realista y un actor tan fantástico que logró que las escenas fueran realmente fáciles de hacer”. “Lockhart sabe cómo explotar su encanto y ser poético, especialmente con las mujeres”, explica Branagh. “Hermione es una de las pocas personas que de hecho pueden seguirle”.

Otra nueva e importante presencia en Harry Potter y la cámara secreta (Harry Potter and the Chamber of Secrets) es la de Lucius Malfoy, el padre del enemigo de Harry en Slytherin, Draco Malfoy. Para este importante papel, los realizadores eligieron a Jason Isaacs (Black Hawk derribado, El último patriota, El fin del romance), el actor mundialmente famoso al que Columbus describe como “uno de los mayores villanos del cine moderno. La interpretación de Jason en El último patriota helaba la sangre en las venas, y pensé que estaría magnífico como Lucius Malfoy, que personifica la oscuridad y la maldad subyacentes de la casa Slytherin”.

A pesar de su gran experiencia interpretando personajes despreciables, a Isaacs el papel le supuso todo un reto. “Es mi primera película sobre magos, ¡y no tengo que llevar el pelo rubio hasta la cintura ni andar con un bastón con una cabeza de serpiente muy a menudo!” dice bromeando. “Para mí, lo divertido y lo difícil de interpretar este personaje era hacer a Lucius lo más grotesco que pudiera, pero tratando de que en cierto modo siguiera siendo real”.

“La interpretación de Jason en esta película es realmente malvada e insidiosa”, dice Heyman. “Hay muy pocas personas que puedan interpretar a un villano tan bien como Jason, lo cual es bastante irónico puesto que es una persona muy cálida y generosa”.

A diferencia de los otros villanos que Isaacs ha interpretado, Lucius Malfoy carece totalmente de cualidades positivas. “Lucius es un personaje muy siniestro y un hombre de lo más desagradable”, comenta Isaacs. “Es la persona más segura de sí misma que jamás he interpretado, y el colmo de la arrogancia y la crueldad. Es la maldad personificada”.

La relación de Lucius con su hijo Draco, papel que vuelve a interpretar Tom Felton (Ana y el rey, The Borrowers), de 14 años, es fundamental para la historia, así como la clave para comprender por qué Draco es un matón tan hostil. “Draco tiene una monstruosa vida familiar”, afirma Isaacs. “Lucius le intimida, lo que hace que Draco intimide a los demás. De tal palo tal astilla”.

La auténtica naturaleza de la relación entre Lucius y Draco fue una sorpresa para el joven Felton. “Siempre pensé que la suya sería una relación bastante cariñosa, puesto que Lucius y Draco son gente mezquina, pero creo que entre ellos hay algo que da bastante miedo”, observa Felton. “Draco siempre se lleva la peor parte y tiene miedo a su padre. Yo me sentí un poco intimidado cuando supe que Jason Isaacs iba a interpretar a mi padre, pero es la persona más encantadora que te puedas imaginar ¡y nos entendimos bien desde el principio!”

A Isaacs, por su parte, la actuación de Felton en Harry Potter y la piedra filosofal le pareció tan convincente que llegó al plató “esperando que fuera ese muchacho realmente desagradable y falso. De hecho, Tom es un joven increíblemente encantador y muy profesional”.

Otros dos papeles fundamentales en Harry Potter y la cámara secreta (Harry Potter and the Chamber of Secrets) son la hermana pequeña de Ron Weasley, Ginny, interpretada por Bonnie Wright, de 11 años, y su madre, la Sra. Molly Weasley, interpretada por Julie Walters. Ambos personajes aparecen en una escena de Harry Potter y la piedra filosofal [despidiendo a Ron que va a coger el Expreso de Hogwarts en la Estación de Kings Cross], pero Ginny y la Sra. Weasley son mucho más esenciales para la historia en La cámara secreta.

“Cuando estábamos eligiendo el reparto de la primera película, estaba tan abrumado por el proceso de encontrar a nuestro Harry Potter y el papel de Ginny era tan pequeño, que no tuve en cuenta lo mucho que Bonnie iba a tener que actuar en la segunda película”, confiesa Columbus. “Pero es absolutamente increíble. El papel de Ginny es difícil y exigente, y ella lo borda”.

“Algunas de mis escenas, en especial en la propia Cámara, fueron muy duras de hacer, pero disfruté cada momento”, dice Bonnie Wright. “Me siento muy afortunada de haber tenido esta experiencia a una edad tan joven”.

La versátil y respetada actriz Julie Walters aporta una gran experiencia al papel de la indómita Sra. Weasley. “La familia Weasley está totalmente dominada por la Sra. Weasley, pero es una persona muy cálida y cariñosa”, dice Walters, que lleva un vestuario con mucho relleno para completar su transformación. “Se siente atraída por Harry y él por ella, porque ella se siente profundamente maternal hacia él, al saber que es huérfano y que sus padres murieron de un modo terrible. Es una madraza que instintivamente se hace cargo de Harry y lo convierte en uno más de la familia”.

El papel del esposo de la Sra. Weasley, Arthur Weasley, es interpretado por el nuevo miembro del reparto Mark Williams (Shakespeare in Love [Shakespeare enamorado], The Borrowers, 101 dálmatas). “Arthur trabaja para el Ministerio de Magia, que lo mantiene muy ocupado porque hay muchos magos haciendo trucos con gente que no son magos, y las Artes Oscuras están en ascenso”, dice Williams de manera solemne.

También se suma al reparto de La cámara secreta Miriam Margolyes (Como perros y gatos, Romeo y Julieta, La edad de la inocencia), que interpreta a la profesora Sprout, que tiene los dedos verdes y cuya tarea más importante es cuidar las plantas de mandrágora mágicas del colegio. “Las mandrágoras son criaturas muy peligrosas y, según la leyenda, si las oyes gritar cuando las arrancas del tiesto – ¡morirás!” advierte Margolyes. “Así que la profesora Sprout prudentemente proporciona orejeras a todos sus alumnos. Ha sido muy divertido trabajar con las mandrágoras y los niños. Demuestran que es posible mantenerse íntegro en esta industria”.

Entre los restantes actores que se incorporan al grupo de adultos figuran: Shirley Henderson (El diario de Bridget Jones, Trainspotting, Rob Roy), que interpreta a la fantasmal figura de Myrtle la Llorona; Gemma Jones (El diario de Bridget Jones, Wilde, Sentido y sensibilidad) como Madam Pomfrey; Sally Mortemore, que hace su debut en el cine como la bibliotecaria Madam Pince; Christian Coulson (The Hours, Four Feathers), que asume el importante papel de Tom Riddle, y Robert Hardy (Thunderpants, Marido ideal) como el Ministro de Magia Cornelius Fudge.

A estos excelentes actores se unen los actores infantiles noveles Hugh Mitchell, que interpreta a Colin Creevey, un estudiante de primer año al que le encanta la fotografía; y Edward Randell, que interpreta al desconfiado Justin Finch Fletchley.

3. La Magia de la Creación de Criaturas

El reto de crear muchas de las fantásticas criaturas que habitan el mundo de Harry Potter y la cámara secreta (Harry Potter and the Chamber of Secrets) recayó en los supervisores de efectos visuales Jim Mitchell (Jurassic Park III, Sleepy Hollow, El gran gorila) y Nick Davis (Harry Potter y la piedra filosofal, Pluto Nash, Entrapment) y en los magníficos artesanos de ILM.

“Con Jim y Nick, encontramos un equipo que realmente entiende lo que yo llamo la realidad de los efectos visuales”, comenta Chris Columbus. “Entienden nuestro deseo de transportar a la gente a un lugar en el que nunca antes han estado, pero al mismo tiempo, asegurar que se crean absolutamente lo que están viendo”.

Mitchell, Davis y su equipo son responsables de la realización de aproximadamente 950 tomas de la película, dando vida a personajes como Dobby, el elfo doméstico, el Basilisco, los Cornish Pixies y las Arañas (con la excepción de Aragog). “Desde el primer momento, Chris quiso que no se utilizara un muñeco y crear a Dobby mediante imágenes generadas por ordenador”, explica Davis.

“Dobby es un personaje importante en esta historia, y Chris quería poder dirigirlo como a cualquier otro actor en una escena, lo cual se consigue mucho mejor mediante imágenes generadas por ordenador”, añade Mitchell.

“Quería que Dobby fuera un personaje que pareciera muy real y del que se enamoraran los espectadores”, afirma Columbus. “Jim y Nick crearon un personaje adorable que da la impresión de que realmente vive en este mundo especial”.

También trabajó con el equipo de efectos visuales en la creación de este mundo mágico el supervisor de efectos de criaturas Nick Dudman, que diseñó encarnaciones muy tangibles de la Gente Petrificada, Fawkes el Fénix, el Basilisco, las Mandrágoras y… atención los que tengan fobia a las arañas… Aragog, una vieja araña ¡del tamaño de un pequeño elefante!

“Aragog representó un reto considerable para el departamento de criaturas”, explica Dudman, “porque nos pidieron que creáramos una araña de casi tres metros que anduviera y hablara, con un espacio entre las patas de cinco metros y medio. Cada pata tenía que ser manipulada por un miembro diferente del equipo, y todo el artilugio era activado con una compleja combinación de aquatronics [martillos neumáticos] y una serie de ordenadores con monitores de vídeo. ¡La criatura completa pesaba tres cuartos de tonelada!”

“El taller de criaturas de Nick Dudman hizo un trabajo increíble con Aragog”, dice Columbus, que atestigua que la creación del arácnido gigante fue uno de los aspectos más difíciles en la filmación de Harry Potter y la cámara secreta (Harry Potter and the Chamber of Secrets). “Estoy encantado de que las escenas en que aparecen las arañas sean aterradoras y algunas de las que más miedo dan en la película”.

Al parecer, Aragog era tan aterradora en carne y hueso. “Me acuerdo de la primera toma que hicimos en Spiders Hollow”, recuerda Daniel Radcliffe. “Rupert y yo nos acercamos a un saliente y ¡de repente hay una araña gigante esperándonos! ¡Era tan realista que los dos estábamos aterrorizados de verdad!”

Tal como recalca Columbus, no contó con los departamentos de efectos visuales y especiales simplemente para crear nuevos personajes para La cámara secreta, sino que también quiso perfeccionar elementos establecidos en la primera película, en especial el trepidante juego del Quidditch. “Creía que los fondos podían estar más integrados con los primeros planos”, dice Columbus reflexionando, “por lo que estaba vez nos aseguramos de que la iluminación del juego fuera idéntica a la atmósfera del exterior del estadio de Quidditch. Hicimos que todo el estadio pareciese un poco más desgastado, un poco más terroso. Y también hemos conseguido perfeccionar la velocidad y el movimiento de los jugadores, haciendo que el juego sea mucho más duro y más emocionante”.

4. Los Secretos que Hay detrás de la Cámara

El diseñador de producción Stuart Craig, tres veces ganador de los Premios de la Academia (El paciente inglés, Las amistades peligrosas, Ghandi), que fue nominado a los Premios de la Academia y a los BAFTA por su maestría en Harry Potter y la piedra filosofal, volvió a asumir su papel en la elaborada producción de La cámara secreta. “Hubo un largo período de coincidencia mientras comenzábamos a prepararnos para la segunda película durante la producción de la primera”, afirma Craig, “pero nos dio la oportunidad de mejorar la calidad de la arquitectura establecida, en especial con la oficina de Dumbledore y el aula de Lockhart”.

La producción visitó muchas de las localizaciones establecidas en Harry Potter y la piedra filosofal, pero la mayor parte del rodaje volvió a realizarse en los Estudios Leavesden, y supuso construir una amplia gama de nuevos decorados y situaciones, el más grande de los cuales fue la propia Cámara Secreta. Con unas dimensiones de 76 x 36 metros, el enorme decorado de la cámara es con mucho el decorado más grande de Harry Potter creado hasta la fecha, haciendo parecer pequeño al Gran Comedor, que mide unos impresionantes 42 x 12 metros.

“J.K. Rowling manifiesta de manera muy clara en su libro que la Cámara es un lugar enormemente alto y muy cavernoso”, explica Craig. “Pero, como Leavesden era originalmente una vieja fábrica de aviones, el estudio más alto sólo tiene 8,5 metros de altura. Podríamos haber conseguido una mayor altura con efectos visuales, pero en lugar de eso construimos hacia abajo para crear la ilusión de profundidad. El resultado es una Cámara que parece tener una altura enorme y estar inundada. En realidad, el agua sólo tiene 30 centímetros de profundidad y se tiñó de negro para darle esa sensación de una profundidad tremenda”.

Además de diseñar, construir y ambientar la Cámara Secreta, el aula de Gilderoy Lockhart y la oficina del profesor Dumbledore, Craig y su equipo – que incluía 300 trabajadores de la construcción, 25 directores artísticos y delineantes, 4 ambientadores, 4 escultores, 2 artistas escénicos, 5 pintores de retratos, 20 encargados de atrezo y numerosos especialistas – crearon entornos como la casa de los Weasley, La Madriguera, el invernadero, el ala del hospital, numerosos pasillos, el Callejón Knockturn y el cuarto de baño de las chicas.

Para Craig, los dos decorados más difíciles de diseñar fueron el Spiders Hollow y el Sauce Boxeador. “En ciertos aspectos el Spiders Hollow fue el decorado más difícil porque no es arquitectónico, es completamente orgánico, como una gran escultura”, comenta Craig. “Diseñar algo sin una estructura evidente supuso un gran reto. Creé el decorado como un gran anfiteatro al que entran los niños y en el que arañas que salen de todas las grietas les tienden una emboscada. Llenamos el decorado con raíces de árboles y sugerimos un mundo subterráneo debajo del cual viven las arañas”.

De manera similar, Craig y compañía aceptaron el reto de construir el Sauce Boxeador, el arrogante árbol encantado que ataca a Harry, a Ron y al coche volador cuando tienen la desgracia de aterrizar en sus ramas. “La idea de que el coche volador aterrice en un árbol, caiga a través de sus ramas y luego sea golpeado por él es una secuencia tan mágica que siempre imaginé que sería generada por ordenador”, admite Craig. “Pero al final resolvimos esto de manera práctica construyendo el árbol en varias partes, que luego juntamos alcanzando 26 metros de altura. Esa secuencia supuso una gran colaboración entre el departamento artístico y los equipos de efectos visuales y efectos especiales”.

El coche volador, un Ford Anglia azul, fue creado por el supervisor de efectos especiales John Richardson y su equipo. “Necesitábamos un total de 14 coches que pudiéramos ambientar en diferentes estadios, desde que está en perfecto estado, cuando los niños lo roban y rescatan a Harry, hasta que aterriza en el árbol y finalmente acaba volviéndose loco en el bosque”, dice Richardson, que recorrió Inglaterra buscando viejos Ford Anglia con esta finalidad. “La mayoría de los coches que encontramos no eran aptos para circular y muchos estaban destinados a chatarra, ¡así que no destruimos ningún vehículo de época!”

Para Daniel Radcliffe, el rodaje de la escena del coche volador y el posterior choque contra el Sauce Boxeador Willow se encuentra entre sus experiencias favoritas en la producción de La cámara secreta. “Rodar en el coche volador fue como estar en un aparato de un parque de atracciones, ¡especialmente cuando una de las ramas del árbol golpeó a través de la ventanilla entre Rupert y yo!” dice Radcliffe. “Fue increíble. ¡Creo que no paramos de reírnos!”

5. Un Tono más Oscuro y un Estilo Pintoresco

Aunque muchos de los principales artesanos de Harry Potter participaron en la producción de ambas películas, son nuevos en el equipo el director de fotografía Roger Pratt, nominado a los Premios de la Academia y los BAFTA (Iris, Chocolate, El fin del romance), que sustituye a John Seale, director de fotografía en Harry Potter y la piedra filosofal; y la prolífica diseñadora de vestuario Lindy Hemming, ganadora de los Premios de la Academia (Cuatro bodas y un funeral, Topsy Turvy, Los comediantes), que asume el puesto ocupado anteriormente por Judianna Makovsky, que fue nominada al Oscar y al BAFTA por su vestuario de Harry Potter y la piedra filosofal.

El director Chris Columbus y el productor David Heyman contrataron al director de fotografía Roger Pratt para que diera a Harry Potter y la cámara secreta (Harry Potter and the Chamber of Secrets) un tono más oscuro y marcado que el de la primera película. Dice Columbus: “Esta vez optamos por un tipo de iluminación más sombría. A medida que la historia desciende hacia la oscuridad y Hogwarts está en peligro de cierre, queríamos que la película se volviera un poco más oscura y más escalofriante, en que no estás seguro de lo que va a saltar de las sombras. Roger aportó esa cualidad a la película, junto con un sentido del movimiento de la cámara, lo cual es un cambio para mí como realizador”.

“Era muy importante que la segunda película tuviera las mismas cualidades básicas que la primera, pero que destacase por derecho propio”, señala Heyman. “Con ese fin, Roger le dio a Harry Potter y la cámara secreta (Harry Potter and the Chamber of Secrets) un toque mucho más sombrío, que refleja la evolución de los personajes y de la historia”.

Entretanto, la diseñadora de vestuario Lindy Hemming jugó un papel crucial al crear la imagen y las gamas de color para el grupo de nuevos personajes que aparecen en la película. “Muchos de los personajes ya tenían un aspecto y un vestuario establecidos, por lo que mi papel real fue crear los trajes para Gilderoy Lockhart, Lucius Malfoy, Myrtle la Llorona, la profesora Sprout, Madam Pince, Madam Pomfrey y el Sr. Weasley”, afirma Hemming. “Pero también debo reconocer el mérito de mi diseñador asociado, Michael O’Connor, que creó el vestuario de una multitud de personajes que se ven en el Callejón Diagon”.

El diseño del aspecto del dandy Gilderoy Lockhart supuso para Hemming su reto más agradable y pintoresco. “Lockhart está totalmente obsesionado consigo mismo, es presuntuoso y su ropa y su aspecto son todo para él”, observa. “Si bien la mayoría de los otros personajes de la película están vestidos con colores oscuros, apagados o sombríos, en el caso de Lockhart pudimos proporcionarle ropas en verde, azul, rojo fuerte e incluso dorado”.

“Chris Columbus y Lindy tenían una idea muy clara del aspecto que debería tener Lockhart y querían introducir color en la película a través de este personaje”, añade Branagh. “Queríamos crear un híbrido entre un dandy de época y alguien que pareciera como si pudiera encajar en Hogwarts. Lockhart se mueve como un pavo real, lleva un traje diferente en cada escena… y, por supuesto, ¡está su pelo!”

Hemming también perfeccionó el evocador vestuario para el malévolo Lucius Malfoy, interpretado por Jason Isaacs. “Dado que Lucius se encuentra en una posición destacada en el gobierno de los magos, una de las ideas originales para su vestuario era hacerme llevar un traje de raya diplomática”, comenta Isaacs. “Pero Lucius es un aristócrata, que vive en una vieja y gigantesca casa en el campo, y todas sus pertenencias llevan en la familia desde hace generaciones. Así que yo quería que sus trajes reflejasen esta sensación de lo viejo. Lleva pieles y un increíble bastón con cabeza de serpiente, y se siente muy regio y superior”.

6. Un Viaje Mágico

Al potenciar la magia, la acción y las aventuras establecidas en Harry Potter y la piedra filosofal, así como los temas de la amistad, el conocimiento y el autodescubrimiento, Harry Potter y la cámara secreta (Harry Potter and the Chamber of Secrets) promete ser una aventura cinematográfica que los espectadores tardarán en olvidar.

“No habría cambiado esta experiencia por nada”, dice Daniel Radcliffe a propósito de la producción. “Ha sido increíble y sé que me he desarrollado como persona. De hecho, creo que todos los que han trabajado en estas películas han crecido, ¡incluso los adultos! Y los lazos que he creado, en especial con Emma y Rupert, no se romperán nunca”.

“Harry Potter y la cámara secreta (Harry Potter and the Chamber of Secrets) es un poco más sombría y las escenas de acción y aventuras son más importantes, más terroríficas y más emocionantes que en la primera película”, resume Chris Columbus. “Es más divertida, las interpretaciones de los niños son aún más convincentes y, simplemente, si te gustó la primera película, ¡ésta te va a encantar!”

Comentarios

comentarios

Leave a Reply