Serie de Harry Potter 79/199: ‘Una prueba inesperada’

Descarga FrostWire Plus para Android - Busca, Descarga y Toca archivos en un solo lugar. BitTorrent y YouTube Downloader para llevar.
publicidad

Una prueba inesperadaY volvemos una vez más con nuestra publicación diaria y cronológica en la cual durante 198 días estaremos compartiendo nuestras sorpresas, anécdotas y opiniones acerca de cada uno de los capítulos de la saga de Harry Potter para luego finalizar con el Epilogo, el día del estreno mundial de la película Harry Potter y el Misterio del Príncipe. El día de hoy es el turno para el capitulo número 79 de la Serie Harry Potter.

Harry Potter y el Cáliz de Fuego
Capítulo 22: Una prueba inesperada

El capítulo comienza describiéndonos, como tantas otras veces, una de las estrictas clases de la Profesora McGonagall. La clase estaba acabando, y la profesora tenía un importante anuncio que hacer. Las palabras “Se acerca el baile de Navidad” fueron suficientes para que Harry y Ron dejaran de jugar con varitas falsas que eran obra de los hermanos gemelos del pelirrojo y centraran su atención en la persona que había pronunciado esa frase. “Yo no bailo”, se plantó Harry, cuando la profesora le comunicó que los campeones deberían abrir el baile con sus parejas, pero esta postura no fue aceptada por McGonagall, que sentenció la conversación con un rotundo “Ya me has oído, Potter”.
Mala suerte, Harry, pero tendrás que buscar pareja, así que será mejor que te apresures. Sin embargo, esto no era tan fácil como hubiese pensado días antes de saber de su responsabilidad. Pero si algo le levantaba un poco el ánimo al famoso muchacho que portaba una cicatriz con forma de rayo en la frente, era que a su mejor amigo tampoco se le hacía fácil conseguir pareja.
La preocupación del dúo inseparable comenzó cuando el baile estaba ya demasiado cerca, ya que ninguno de los dos había podido conseguir una acompañante. Para empeorar las cosas, Fred y George no hacían mucho para ayudarles a levantar el ánimo, con frases como “Será mejor que se apresuren o sólo van a quedar las más feas”.
Hasta que por fin Harry se decidió. Debía preguntarle a aquella chica que más lo atraía en todo el colegio. No podría resistirse, probablemente, a ir con él, pues era uno de los cuatro campeones. Se decidió por invitar a Cho Chang.
Pero siempre que intentaba preguntarle, después de prepararse psicológicamente para ello y calmar un poco sus nervios, Cho iba acompañada. Ni siquiera pudo estar a solas con ella cuando la muchacha de Ravenclaw tuvo que ir al baño. Así que cayó en la cuenta de que, si quería encontrarla y poder hablar con ella, él debía ser quien tome la iniciativa. Después del examen de antídotos, en el cual sacó un cero (colocado con gran placer por parte de Snape) por haber olvidado el ingrediente principal (¿se debería a los nervios?), se despidió de Ron y Hermione y fue a buscar a su posible pareja. No le costó encontrarla: los alumnos de Ravenclaw estaban saliendo de la clase de Defensa Contra las Artes Oscuras.
“Ahora o nunca”, pensó, y reunió tanto valor como pudo. “¿Puedo hablar contigo?”, preguntó al fin. La bella muchacha no se negó, y esperó con serenidad.
Pero Harry no podía invitarla, simplemente no podía hacerlo. Pero sabía que era, probablemente, su única oportunidad. “¿Quieresveviralmailecombigo?”, fue lo único que pudo decir, con la lengua trabada, aunque después corrigió, avergonzado: “¿Quieres venir al baile conmigo?”.
La respuesta de la muchacha lo devastó. “Ya me he comprometido con otro”. Doloroso, sí, pero era tarde.
Al volver a la sala común, se enteró que su mejor amigo no había tenido mejor suerte. Ron le había pedido a ¡Felur Delacour! que lo acompañase al baile… y sí, nadie podía entenderlo, pero lo hecho, hecho estaba.
Harry, por su parte, no se quedó con las manos vacías aquel día: ni bien vio entrar a Parvati, se abalanzó hacia ella y consiguió que fuera su pareja de baile. ¿Qué pasó con Ron? Parvati le preguntaría a su hermana, Padma, si aceptaba ir con él.

Comentarios

comentarios


publicidad

You may also like...