Serie de Harry Potter 198/199: ‘La falla del plan’

Descarga FrostWire Plus para Android - Busca, Descarga y Toca archivos en un solo lugar. BitTorrent y YouTube Downloader para llevar. Descarga FrostWire Plus para Android - Busca, Descarga y Toca archivos en un solo lugar. BitTorrent y YouTube Downloader para llevar.
publicidad

Capítulo 36: La falla del planY llegamos al capitulo número 198 de nuestra publicación diaria y cronológica en la cual durante 198 días estaremos compartiendo nuestras sorpresas, anécdotas y opiniones acerca de cada uno de los capítulos de la saga de Harry Potter para luego finalizar con el Epilogo. El día de hoy es el turno para el ultimo capitulo de la Saga de Harry Potter.

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte
Capítulo 36: La falla del plan

Estaba tirado con la cara pegada al suelo. Le dolía todo el cuerpo, especialmente el lugar donde le habia dado la maldición asesina. No se movió, aunque su brazo estaba doblado en una extraña posición. Esperaba oír gritos de júbilo, pero solo se escuchaban murmullos. Bellatrix le hablaba a Voldemort. Harry no se atrevió a abrir los ojos. Sentía la varita guardada bajo su túnica y la capa guardada también, de modo que nadie la veía. Bellatrix volvió a llamar a Voldemort y Harry abrió un milímetro los ojos. Voldemort también habia caído al suelo, en cuanto se comenzó a levantar, todos los mortifagos se alejaron, menos Bellatrix que permaneció arrodillada junto a él. Harry volvió a cerrar los ojos, al parecer Voldemort también habia quedado inconsciente brevemente, y ahora ambos estaban despiertos. Voldemort mandó a alguien a revisar si Harry estaba muerto. Harry sintió pánico, solo podía permanecer quieto. Unas suaves manos lo tomaron del rostro y palparon su corazón. Narcisa Malfoy le preguntó si Draco estaba vivo en el castillo. El cabello de Narcisa cubría el rostro de Harry. Harry contestó que si y Narcisa gritó que estaba muerto.

Ahora si, todos gritaron en señal de triunfo. Voldemort utilizo Crucio en el cuerpo de Harry, humillándolo como prueba de su victoria. Voldemort decidió que era hora de llevar a Harry al castillo y el elegido para llevar el cadáver fue Hagrid. Sintió como le ponían bruscamente las gafas, pero los brazos de Hagrid los levantaron gentilmente. Así se dirigieron a la salida del bosque. En el camino se encontraron a los centauros, a quienes Hagrid recriminó su poca ayuda. Cuando llegaron al final del bosque se detuvieron. Voldemort hizo que su voz se oyera por todo el castillo. Dijo que habia matado a Harry mientras trataba de huir, dejándolos a todos. La guerra habia terminado y los que se opusieran a él también morirían. Hubo un silencio y siguieron caminando, se detuvieron a la entrada del castillo, esperando a que saliera todo el mundo del castillo.

McGonagall fue la primera en salir y la primera en gritar al ver el cuerpo de Harry. Pero su gritó no se comparo con lo que sintió al oír las voces de Ron, Hermione y Ginny. La multitud insultaba a los mortifagos, hasta que Voldemort los silencio a todos. Les dijo que entendieran que Harry estaba muerto. Ron contestó que Harry lo habia retado y la multitud volvió a gritar. Voldemort los volvió a callar, le dijo que lo habia matado mientras trataba de huir. Voldemort volvió a detenerse, alguien lo habia atacado y ahora ese alguien se encontraba frente a él. Neville Longbottom se habia separado de la multitud. Voldemort le dijo que seria un buen mortifago por el valor que tenia. Pero Neville no quería unirse a su bando

-¡Me uniré a ti cuando el infierno se congele! -dijo Neville-. ¡Ejército de Dumbledore!

Voldemort alzo su varita y segundos después algo salió volando del castillo y se poso en la mano de Voldemort. Llevaba un objeto viejo y enmohecido: El sombrero seleccionador. Voldemort dijo que ya no habría mas ceremonia de selección, ahora solo existiría una casa, la de Slytherin. Puso el sombrero en la cabeza de Neville y le prendió fuego.

Varis cosas sucedieron simultáneamente. Los habitantes de Hogsmeade habían llegado a Hogwarts dejando escapar gritos de guerra. Grawp llegó al ver a Hagrid y los dos gigantes de Voldemort fueron hacia él. Los centauros se unieron a la batalla lanzando flechas contra los mortifagos. Neville se quitó el sombrero de la cabeza y de dentro de este, jaló la espada de Gryffindor, con la que, con un solo movimiento, cortó la cabeza de Nagini. Harry se puso su capa de invisibilidad y utilizo un encantamiento escudo entre Neville y Voldemort, que habia intentado atacarlo al ver que mató a Nagini.

La batalla estalló de nuevo. Los mortifagos eran atacados por mucha genta, salida de quien sabe donde. Los gigantes ahora también eran atacados por Buckbeak y los thestrales. Los mortifagos fueron empujados al interior del castillo. Harry corría entre la multitud lanzando hechizos protectores a sus amigos y aturdidores a sus enemigos. Harry se dirigió a la entrada en busca de Voldemort. Los elfos domésticos, dirigidos por Kreacher, se unieron a la batalla, atacando a los mortifagos con cuchillos de cocina.

Harry se abrió paso hasta el gran comedor, vio a Voldemort, pero no tenia tiro libre, así que se fue abriendo paso entre la multitud, que cada vez era mas. En su camino vio a muchos de sus compañeros peleando, parecía que el bando de Harry iba ganando. Los Malfoy corrían entre la multitud sin pelear, solo buscando a Draco. Voldemort peleaba con tres oponentes a la vez: McGonagall, Slughorn y Kingsley. Bellatrix seguía peleando y, tal como su maestro, contra tres oponentes, Hermione, Ginny y Luna. Las tres peleaban como podían, pero Bellatrix las igualaba. Harry desvió su camino al ver como una maldición pasaba rozando a Ginny, pero antes de que pudiera hacer algo Molly Weasley lo empujo.

¡A MI HIJA NO, MALA BRUJA!

Bellatrix se burló de Molly, y le pregunto quien cuidaría a sus hijos cuando muriera, lo que enojo más a Molly. Bellatrix nunca volvería a tocarle el pelo a ninguno de los hijos de Molly, ya que esta conjuró un potente hechizo que le dio en el pecho a Bella, matándola. Cuando Voldemort ve caer a su más fiel seguidora, se enfurece, manda a volar a sus tres contrincantes y cambia el destino de maldiciones a Molly. Harry utiliza un hechizo protector entre ellos. Voldemort voltea a ver quien fue el que lo conjuró. Harry se quita la capa de invisibilidad, mostrándose para la sorprendida multitud.

Harry les pide todos que se alejen, que eso debe ser así, él contra Voldemort. Ambos se movían en círculos. Voldemort afirmó que Harry se escondía siempre tas mejores magos y brujas, quienes se sacrificaban siempre por él. Harry le dijo a Voldemort, a quien llamo Riddle, que se arrepintiera de sus malvados actos. Le dijo que Dumbledore habia sido mas inteligente que el, y habia planeado su muerte junto con Snape. Le confesó que Snape se habia vuelto fiel a Dumbledore desde el día que mató a su madre, ya que el amaba a Lily. Juntos habían planeado la muerte de Dumbledore, para que de esa manera, Snape no fuera el dueño de la Varita de Saúco. Pero el plan salió mal, ya que Draco Malfoy desarmó a Dumbledore antes de que este muriera, ganando así la lealtad de la varita. Además, hacia algunos meses, Harry derrotó a Draco y tomó su varita, por lo que la lealtad de la varita le pertenecía a él, a Harry. A eso se reducía todo, la varita que Voldemort empuñaba ¿Era fiel a Harry?

Voldemort atacó con Avada Kedabra y Harry, simultáneamente, conjuró Expelliarmus. La maldición asesina de Voldemort rebotó, debido a la protección en la sangre de Harry y la lealtad de la varita. La varita voló de la mano de Voldemort y fue atrapada por Harry. Con todos los Horrocruxes destruidos, Voldemort murió instantáneamente.

Hubo un segundo de silencio, y de pronto la multitud se alzó con gritos de victoria. Los primeros en llegar a Harry fueron Ron y Hermione. Después Ginny, Neville y Luna, los Weasley y Hagrid, Kingsley y McGonagall, Flitwick y Sprout. Harry no oía nada, no sabia quien lo tocaba. Todos quería tocar un pedazo del niño que vivió.

Hubo una celebración en el gran comedor, nadie se sentaba en la mesa de su casa, todo estaban revueltos. Luna se acercó a Harry, diciéndole que distraería a todos para que el pudiera salir y tener un poco de tranquilidad. En cuanto se produjo la distracción, Harry se puso la capa y fue hacia Ron y Hermione, les dijo que lo siguieran y los tres chicos salieron del gran comedor. Mientras caminaban les explicó todo lo que sucedió después de que los dejo. Llegaron a la oficina del director, donde la gárgola los dejo pasar sin contraseña. Cuando entraron hubo ruido ensordecedor, producido por los aplausos de los retratos. Harry le dijo al retrato de Dumbledore que habia tirado la Piedra de la Resurrección en el bosque y que no iría a buscarla. Conservaría la capa de invisibilidad para pasarla a sus hijos. En cuanto a la Varita de Sauco, no la quería, estaba contento con la suya. Saco su varita rota del monedero y la reparó con la Varita de Saúco. Regresaría la varita a la tumba de Dumbledore, esperando que su poder se perdiera cuando Harry muriera de muerte natural. Dumbledore estuvo de acuerdo. Aunque Ron no estaba seguro de que se dejara la varita en la tumba, Harry le dijo que solo causaba problemas.

Y a decir verdad – dijo mientras daba la espalda a los retratos, pensando solamente en su cama que le esperaba en la torre de Gryffindor y preguntándose si Kreacher le llevaría un sándwich ahí, – He tenido demasiados problemas para toda la vida–


publicidad

You may also like...

Deja un comentario