Giratiempos

giratiempos

El Giratiempos es un objeto capaz de hacer viajar por el tiempo. Tiene la apariencia de un reloj de collar. Según cuántas vueltas se le de al reloj, se indica cuantas horas se viaja atrás en el tiempo.

En Harry Potter y el Prisionero de Azkaban, Hermione Granger recibe uno de la Profesora McGonagall en 1993, ya que así podría ir a más clases de las que el tiempo normal en tercer año le permitía. Debido a que McGonagall le hace jurar a Hermione que no diga nada sobre él, ella no se lo menciona a Harry o Ron hasta el final del año, cuando Harry y ella lo usan para volver al pasado y salvar a Sirius Black y a Buckbeak de su destino final. Se tuvo que hacer un permiso especial en el Ministerio de Magia para que Hermione lo pueda usar, y sus logros académicos le hicieron ganar uno. Las confusiones de el viaje en el tiempo eran tales que Hermione eligió dejar algunas asignaturas al final del tercer año, para poder llevar una vida normal otra vez. Tampoco se sabe si el hecho de que básicamente vivió unos meses más haya afectado su personalidad física, u otras cosas.

En Harry Potter y la Orden del Fénix, durante la Batalla del Departamento de Misterios en 1996 la reserva de Giratiempos del Ministerio fue destruida. No se sabe si es posible reponerlos, y si el Ministro de Magia hizo eso.

Comentarios

comentarios