Las Reliquias de la Muerte

Las Reliquias de la Muerte

En el séptimo y último libro de la saga Harry Potter and The Deathly Hallows, aparecen unos objetos llamados las Reliquias de la Muerte (Deathly Hallows en inglés). Muchos creían que solo era una leyenda, y muchos padres magos se la leían a sus hijos cuando eran pequeños ya que es un cuento llamado “La Leyenda de los Tres Hermanos” el cual es parte de un libro llamado “Los Cuentos de Beedle el Bardo“.

The Tale of the Three Brothers

The Tales of Beedle the Bard

La leyenda cuenta que 3 hermanos salvaron a la muerte, y esta los recompensó dándole a cada uno de los hermanos un objeto poderoso.

El mayor de los 3 le pidió a la muerte una varita con la cual siempre pudiera ganar los duelos. La muerte agarró un saúco que estaba cerca y lo convirtió en una poderosa varita.

El segundo de los hermanos pidió un objeto para poder llamar a los muertos. La muerte le dio una piedra con la cual podría traer de nuevo a los muertos.

El menor de los hermanos (como no confiaba en la muerte) le pidió un objeto con el cual pudiera esconderse de ella (la muerte), y esta le entregó su propio capa de invisibilidad.

Luego de que cada hermano tuvo uno de los objetos, tomaron su propio camino. El mayor fue a un pueblo a enfrentar a un mago con el que había discutido; lo enfrentó usando la Varita de Saúco y ganó; esa noche empezó a alardear de su varita y cuando dormía, otro mago apareció, se la robó y lo mató.

El segundo hermano utilizó la piedra para traer de la muerte a una joven de la cual él estaba enamorado. La joven era fría y triste y estaba separada del segundo hermano por un velo; éste se volvió loco y se mató.

Al tercer hermano, la muerte no pudo encontrarlo durante un largo tiempo. Cuando se volvió anciano, le entregó la capa de invisibilidad a su hijo y la muerte al fin se lo llevó.

Esa es la leyenda, pero la historia verdadera no es muy diferente.

Las tres reliquias y los tres hermanos existieron, mas no fue la muerte quien les dio las reliquias; cada uno de los hermanos creó su propia reliquia. Los tres hermanos son Antioch, Cadmus e Ignotus Peverell. Muchas de las familias de magos de la actualidad son descendientes de los Peverell (Lord Voldemort es descendiente de Cadmus y Harry Potter es descendiente de Ignotus).

  

Las 3 Reliquias

Las reliquias pasaron por manos de muchas personas, y sólo una persona ha tenido las 3 reliquias juntas para convertirse en Maestro de la Muerte; esa persona es el famoso Harry Potter. El símbolo de las reliquias es un triángulo divido en dos por una linea recta y a su vez dentro tiene un círculo. El triángulo representa la Capa de la Invisibilidad, el círculo representa la Piedra de Resurrección y la linea recta representa la Varita de Saúco. Muchos magos de Bulgaria (entre ellos Viktor Krum) piensan que el símbolo le pertenece al Mago Tenebroso Gellert Grindelwald. No le pertenece, lo que sucede es que Grindelwald estuvo durante toda su juventud, obsesionado con los Deathly Hallows.

Las Reliquias de la Muerte

  

La Varita de Saúco

Esta reliquia ha sido la más codiciada por muchos magos a lo largo de la historia. Fue creada por Antioch Peverell; es la varita más poderosa de todas, y nos damos cuenta de ello cuando Harry Potter la utiliza para reparar su antigua varita (al parecer, según el fabricante de varitas Ollivander, eso es imposible de lograr).

Ahora sabemos (Gracias a JKRowling.com) que el núcleo de la Varita de Saúco es un pelo de cola de Thestral, la cual es una poderosa y difícil sustancia que únicamente puede ser controlada por un mago o bruja capaz de enfrentarse a la muerte.

Varita de Sauco

La Varita de Saúco estuvo en manos de muchos magos, entre los que se conocen los siguientes (linea temporal): Antioch Peverell, Emeric el Malvado, Egbert el Flagrante, Godelot, Hereward (hijo de Godelot), Barnabas Deverill, Loxias, Gregorovitch, Gellert Grindelwald, Albus Dumbledore, Lord Voldemort (Voldemort la utiliza, pero en realidad no la ganó en duelo, le pertenece a Draco Malfoy), Harry Potter (al ganarle en duelo a Draco, la varita pasa a manos de Harry, pero Harry decide volver a enterrarla en la tumba de Albus Dumbledore, para que así, una vez que él (Harry) muera, el poder de la Varita de Sauco desaparezca para siempre).

  

La Piedra de Resurrección

Creada por Cadmus Peverell para poder ver a una chica con la cual iba a casarse y que había muerto, utilizó la piedra y la chica regresó triste y fría del mundo de los muertos; Cadmus enloqueció y se suicidó. Se desconoce si alguien más tarde descubrió el poder de la piedra. Luego de un tiempo, la piedra es incrustada en un anillo y le pertenece a los Gaunt (descendientes de Slytherin y de Cadmus Peverell). Más tarde, Voldemort roba el anillo y lo convierte en un Horrocrux (él desconoce que es la Piedra de Resurrección, aunque de todas formas, nunca la hubiera utilizado).

La Piedra de Resurrección

Albus Dumbledore estuvo obsesionado desde joven por las Reliquias de la Muerte, y de viejo durante su búsqueda de los Horrocruxes de Voldemort, encuentra el anillo y una vez destruido el Horrocrux, se lo puso para poder ver a su familia. El anillo contenía una maldición que le dejo con sólo 1 año de vida.

Más tarde, Harry utiliza el anillo para que sus padres (James y Lily) y los amigos de sus padres (Remus y Sirius) lo acompañaran durante su enfrentamiento a Voldemort. Luego la piedra se pierde en el Bosque Prohibido y fue aplastada por un centauro durante la Batalla de Hogwarts.

 

La Capa de la Invisibilidad

Esta reliquia fue creada por el más pequeño de los Peverell, Ignotus Peverell. La capa tiene como función esconder al que la tiene puesta y nadie puede ver a través de ella. Esta reliquia fue pasada de generación en generación hasta llegar a manos de James Potter. Albus Dumbledore se la pide prestada a James y luego se la devuelve a su legítimo heredero, Harry Potter.

La Capa de la Invisibilidad

Comentarios

comentarios